Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

UChile.online

Decano Urcelay asume presidencia de la Asociación de Facultades y de Escuelas de Cs. Veterinarias de Chile (AFEVET)

Una de sus misiones es velar por la calidad de la formación profesional. Un debate nacional que vuelve a aflorar tras el estudio que señaló que la carrera es una de las más saturadas en el mercado laboral.

El viernes 3 de mayo el Decano Santiago Urcelay asumió la presidencia de AFEVET. Una de sus misiones es velar por la calidad de la formación profesional. Un debate que está a la orden del día. A fines de abril un estudio señaló que la carrera de medicina veterinaria es una de las más saturadas en el mercado laboral.

 A fines de Abril, el diario El Mercurio publicó parte del estudio realizado por la empresa Trabajando.com,  en el que se señala que el nivel de empleabilidad  de la carrera de medicina veterinaria es de un 65,8%, con un sueldo promedio -al segundo año de egresado- de $576.588. Según este estudio, Medicina Veterinaria encabeza el ranking  de las carreras más saturadas del  mercado laboral.

En relación a esta temática, conversamos con el Decano Santiago Urcelay, quién asumió recientemente la presidencia de la Asociación de Facultades y de Escuelas Ciencias Veterinarias de Chile, AFEVET. Una institución que data de 1978 y que reúne a las cuatro escuelas de medicina veterinaria del Consejo de Rectores de las Universidades de Chile, CRUCH.

Las escuelas asociadas a AFEVET son: la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la Universidad de Chile, Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Austral de Chile, Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Concepción, Escuela de Medicina Veterinaria de la Facultad de Recursos Naturales de la Universidad Católica de Temuco.

¿Cuál es la importancia de AFEVET para la carrera de medicina veterinaria?

En primer lugar,  hay que destacar  que unos de los requisitos para ser parte de AFEVET  es estar acreditada, porque estamos preservando la calidad. Es decir, los que no entran en esta liga es porque no se han acreditado y son acreditaciones de las carreras no de las universidades.

Lo segundo es que la asociación trabaja  temas  en conjunto, fundamentalmente el tema de la calidad, en este sentido velamos que los médicos veterinarios que se están formando sean más o menos similares  en las distintas unidades académicas.

En la reunión que se realizó hace pocos días, hubo un encuentro de los directores de escuela y revisaron los temas curriculares. Las cuatro carreras tienen todos sus currículos expresados en competencias, que es un avance muy importante. Como las prácticas, capacidad de Laboratorio, o sea elementos que puedan preservar la calidad y el nivel de los profesionales. Por ejemplo,  la Universidad de Chile  planteó que todos sus académicos a contrata sean de nivel de doctorado.

¿Cómo evalúa  la situación planteada por el estudio publicado en el diario  El Mercurio sobre la saturación de la carrera?

No sé cuál es la metodología  de medición que se usó para el estudio,  en el caso de la medicina veterinaria hay que tener cuidado porque hay mucho profesional de libre ejercicio de la profesión  y que no está tal vez contabilizado. Pero lo importante es que  si yo les pregunto a los jóvenes después de un año de haber egresado si están con trabajo y la mitad responde que están sin trabajo, se puede deducir que hay una saturación.

¿Hay  una sobreoferta de formación de médicos veterinarios en el país?

Absolutamente. El único estudio de oferta y demanda de médicos veterinarios los hemos hecho nosotros. El primero lo hicimos el año 1975, luego se actualizó a principios de la década de los '80, después la década de los '90. Pero sin  duda  alguna, con 4 Facultades de Medicina Veterinaria con aproximadamente una matrícula de 150 estudiantes,  tenemos satisfechas todas las necesidades del país.  De todos los rubros que e estén hoy y probablemente en el futuro, con 4 escuelas, pero hoy en Chile hay 32.

A modo de comparación, en el Estado de California, Estados Unidos, hay dos escuelas de medicina veterinaria.  Hay una pública, en Davis y una universidad privada en Los Ángeles. California tiene 47 millones de habitantes y un PGB varias veces más grande que el de Chile.

Debemos pensar que va  a haber una gran frustración posterior  porque esas personas no podrán trabajar  en lo que estudiaron  y además  en muchos casos endeudados. Este es un problema político y es un problema de país.

¿De qué manera se puede ir mitigando esta situación?

Podríamos preguntarnos si se puede permitir que existan carreras que estén  produciendo profesionales sin que se les pueda exigir la acreditación, ello para por lo menos preservar la calidad. Pero resulta que en estos momentos hay 4 carreras de medicina veterinaria acreditadas de las 32. Entonces uno se pregunta si nos podemos permitir no hacer mayores exigencias para que podamos asegurar que los profesionales que salgan sean de calidad.

En muchos países desarrollados  se cuidan mucho de asegurar la calidad del ejercicio profesional. Una cosa es el producto de entregar el título y lo segundo  es el ejercicio profesional y ese control de calidad normalmente lo hacen las sociedades científicas de las temáticas específicas  que toman exámenes. Incluso, por lo general la certificación que valida el ejercicio profesional no es eterno, dura  2 ó 3 años y hay que revalidarlo. 

No puede ser que los profesionales estén al libre albedrío,  que se juntan un grupo de personas y crean una carrera. Hoy no hay nada que regule esto.

¿La acreditación puede preservar la calidad y prevenir la no saturación del mercado laboral?

 Una carrera antes que se inicie debiera estar acreditada.  Pero la realidad es otra, yo diría que en un corto plazo la carrera que no está acreditada, que se le de 2 ó 3 años y que se le diga que no pueden recibir alumnos si no está acreditada. Pero en la actualidad no hay ninguna política en ese sentido que preserve la calidad y que obligue a mejorar  las condiciones de entrega de los profesionales.  Yo prefiero tener una saturación pero con seguridad de calidad que una saturación sin ninguna seguridad  de la calidad profesional, además de personas endeudadas y sin perspectiva.

Con esta preocupación de los integrantes de AFEVET,  tengo el mandato de enviar una carta abierta a los medios de comunicación para expresar  esta situación y hacer notar esta problemática, no sólo de calidad, sino de frustraciones, de endeudamiento y  sin que esas personas puedan ejercer una profesión.

Hay una relación directa entre empleabilidad y universidad en la que se estudió , ¿cuál es la situación de los médicos veterinarios de la U. de chile?

En el caso nuestro no tenemos muchos problemas de empleabilidad,  pero hay muchas  otras carreras  que son fundamentalmente de universidades privadas , no aquellas privadas con apoyo del Estado como la Universidad Austral , la Católica de Temuco o de la Universidad de Concepción , sino totalmente privadas, éstas tienen muchas dificultadas  pera ejercer la profesión. En ese sentido se está jugando con las aspiraciones de muchas personas,  con lo que esos muchachos quieren para el futuro y además pagando caro.

En el caso nuestro creo que estamos ofreciendo los mejores médicos veterinarios que se producen en el país y siendo la única escuela de medicina veterinaria del Estado de Chile. Eso quiere decir que el Estado no necesariamente  es ineficiente, eso depende de las personan que lo conforman.

Esta  es la única carrera re-acreditada  de medicina veterinaria de este país por 7 años, por el máximo período de tiempo, hasta el 2018 tenemos acreditada la  carrera. Hasta este momento somos la única en esta condición  y además tenemos acreditación  de Arcusur,  que es una asociación del Mercosur  y países asociados, que en este caso son Bolivia y Chile, que es una acreditación internacional.  En Arcusur estamos acreditados por 6 años,  en este momento hay solamente tres carreras de medicina veterinaria en el país acreditadas: la Universidad  Austral de Chile, la Universidad Católica de Temuco y nosotros.

¿Cuáles son los desafíos para AFEVET?

Seguir planteando estos temas, establecer una regularización de las necesidades y apoyar al Colegio Médico Veterinario en la certificación profesional de la carrera. Un punto importante también  es la realización del Congreso Chileno de Medicina Veterinaria que debiera realizarse entre los meses de octubre y noviembre de 2014.

  • Compartir:
    http://uchile.cl/u91108
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: