Universidad de Chile

Rectoría

DECLARACIÓN DE SANTIAGO DE CHILE

Las Universidades Públicas integrantes de la Red de Macrouniversidades de América Latina y el Caribe, reunidas en la Universidad de Chile, con motivo de la VIII Asamblea General de Rectores celebrada entre el 20 y 21 de abril de 2017, conovocada bajo el lema “Identidad, Integración e Innovación para la Igualdad”, con la asistencia de las siguientes instituciones: Universidad Nacional de Colombia; Universidad de Buenos Aires, Argentina; Universidad Nacional de La Matanza, Argentina; Universidad Nacional Autónoma de México; Universidad Veracruzana, México; Universidad Nacional de Costa Rica; Universidad Nacional de Asunción, Paraguay; Universidad de Costa Rica; Universidad Mayor de San Andrés, Bolivia; Universidade Federal do Estado do Rio de Janeiro, Brasil; Universidad de Panamá; Universidad Central de Venezuela; Universidad Autónoma de Honduras; Universidade de São Paulo, Brasil; Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua;  Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Perú; Universidad Nacional de Córdoba, Argentina; Universidad Nacional del Nordeste, Argentina; Universidad de Guadalajara, México; Instituto Politécnico Nacional de México; Universidad Nacional de La Plata, Argentina; Universidad Autónoma de Sinaloa, México; Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, México; Universidad Autónoma de Nueva León, México; y Universidad de Chile; declaran:

1.  Las universidades públicas de Latino América y el Caribe son un espacio de pensamiento y formación pluralista de excelencia que garantizan el desarrollo de sus países y, por ende, de la región. Este hecho conlleva la obligación de poner al servicio de la integración del continente nuestro trabajo académico y capacidad de investigación. Este trabajo académico requiere además de la autonomía universitaria, un valor que reafirmamos incondicionalmente. Al mismo tiempo, vemos con preocupación que en algunos paises los gobiernos y cuerpos legislativos  se hayan ido desentendiendo de su responsabilidad para con la provisión de enseñanza universitaria pública. Más grave aún, pueden delegarla al sector privado a un alto costo y sin garantías de calidad.

2.  La Educación Superior, entendida como un derecho que genera un bien público, debe apuntar a la innovación con miras a abrir y conectar nuestras instituciones por medio del uso de las tecnologías de información y comunicaciones. Esto habrá de redundar en avances en áreas tan diversas como salud, energía, recursos hídricos, sistemas de transporte integrados o diálogo entre nuestros cuerpos culturales. Una mayor sinergia entre nuestras instituciones permitirá enfrentar mejor la pobreza, la corrupción y la inestabilidad política, para así garantizar el estado de derecho y disminuir la inequidad.

3.  En un contexto político y social con potenciales amenazas a la identidad y la integridad de nuestros pueblos, afectando directamente nuestro desarrollo humano y económico, nuestras instituciones deben unirse e integrarse aún más para respaldar un adecuado desarrollo.

4.   El fenómeno migratorio es una realidad que moviliza a miles de ciudadanos del continente día a día. Ante esa realidad, nuestras instituciones tienen la responsabilidad de trabajar en conjunto para la elaboración de políticas públicas que permitan un diálogo y tránsito fructífero, seguro y humano a cada ciudadano de la región, apuntando a la integración de nuestros pueblos y al resguardo de los derechos humanos de cada persona.

5.  Hacemos un llamado a las autoridades políticas de nuestros países para que consideren la educación estatal como un asunto de la mayor importancia estratégica. Especialmente que ponderen tanto su significado en la formación y las expectativas de futuro de nuestros jóvenes, como su relevancia para el desarrollo social, cultural, cientìfico y tecnológico de la nación.

6. La experiencia de otros continentes demuestra que uno de los factores más eficaces para  asegurar una relación amistosa entre los pueblos, es incentivar la exposición de los jóvenes que configurarán las futuras elite a las realidades socioculturales de otros países. En consecuencia, resulta crucial lograr apoyos gubernamentales que permitan incrementar significativamente los programas de intercambio estudiantil.

  • Compartir:
    http://uchile.cl/u132492
    Copiar
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: