Iniciativas destacadas

Modelo de Desarrollo Integral del Estudiante (MDIE)

Esquema del Modelo de Desarrollo Integral del Estudiante

Esquema del Modelo de Desarrollo Integral del Estudiante

Esquema de operacionalización del MDIE

Esquema de operacionalización del MDIE

Esquema de gestión del MDIE

Esquema de gestión del MDIE

Esquema de formación de culturas inclusivas del MDIE

Esquema de formación de culturas inclusivas del MDIE

Busca contribuir a generar igualdad de oportunidades de acceso, participación e incidencia de las y los estudiantes durante su permanencia en la institución, en todas las actividades, espacios y redes de la vida universitaria.

Elaborado en 2012 entre distintas unidades universitarias (profesionales del Departamento de Pregrado, la Dirección de Bienestar Estudiantil, la Oficina de Equidad e Inclusión y la Prorrectoría) y en co-construcción permanente con otras instancias universitarias, considera al estudiante como un ser complejo con necesidades y potencialidades múltiples que deben ser atendidas en plenitud, centrándose inicialmente en tres grandes dimensiones que impactan el logro académico:

  • Calidad de vida: Abarca la atención de la salud física, mental y socioemocional de las y los estudiantes; la formación de liderazgos; la gestión personal, el deporte recreativo, representativo y formativo y la actividad física; el apoyo económico arancelario, de residencia y emergencias; la organización estudiantil, la promoción de redes y la participación socio-política, entre otras actividades.
  • Aprendizaje: Considera iniciativas de apoyo al logro académico realizadas fuera de la sala de clases, no dependientes en forma directa de los docentes, incluyendo diagnósticos, caracterización académica, nivelación, tutorías, orientación y mentorías; y se proyecta incluir apoyo al egreso con foco en la empleabilidad y fomento de la participación en investigación. 
  • Enseñanza: Se enfoca en el desarrollo de la docencia centrada en el estudiante; acompañamiento en la implementación de innovaciones que permitan beneficiarse del aprendizaje en contextos de diversidad y el desarrollo de instrumentos de evaluación pertinentes que permitan la retroalimentación oportuna sobre logros y dificultades de aprendizaje. 

También considera abordar cualquier otra dimensión que directa o indirectamente pudiera mostrar influencia en observaciones posteriores.

La implementación del MDIE en su primera etapa ha mostrado que: favorece la coordinación de iniciativas anteriores y nuevas llevadas a cabo en la Universidad; ha generado discusión y consensos sobre los estándares mínimos para la atención de estudiantes y promueve la articulación y trabajo conjunto entre los niveles central y local en los tres ámbitos. (Devés, Castro, Cabrera, Mora y Roco 2013)

El MDIE abarca las tres fases de formación universitaria: Acceso, Progreso y Egreso e Inserción Socio-laboral; y comprende los ámbitos de: Apoyo Académico, Formación Profesional, Participación Social y Política, y Desarrollo de Capacidades (artísticas, deportivas, de investigación, liderazgos, etc.).

Principios centrales

  • Toda acción dirigida a estudiantes debe tener en cuenta la equidad de acceso, la participación efectiva y con identidad, la generación de redes y las posibilidades reales de contribución en distintos ámbitos.
  • Las acciones y estrategias de apoyo deben considerar tanto las necesidades estudiantiles, como la valoración, respeto y promoción de sus habilidades y potencialidades, buscando generar espacios de participación activa, desarrollo de la autonomía, reflexión crítica y empoderamiento cívico y académico de las y los estudiantes.
  • Las acciones y estrategias deben ser de calidad (eficiente, efectiva y eficaz) e b, es decir deben considerar la multidimensionalidad de la vida universitaria; y deben mejorarse permanentemente en base a evidencia, por lo tanto, es una necesidad la realización de investigación y difusión de resultados.

Para la instalación del MDIE, durante el 2013 se creó el Área de Aprendizaje en el Departamento de Pregrado de la Vicerrectoría de Asuntos Académicos. Desde allí se han creado y coordinado distintas iniciativas de apoyo a los estudiantes, realizadas en conjunto con el nivel central y local, destacando la implementación y gestión de la Beca de Nivelación Académica (BNA) y la puesta en marcha del Programa de Tutoría Integral Par.

La Oficina de Equidad e Inclusión, entre sus diversas funciones, debe colaborar con la implementación adecuada del Modelo de Desarrollo Integral de Estudiantes, para lo cual se coordina permanentemente con las unidades de Aprendizaje y de Admisión de Pregrado y toda instancia asociada al buen funcionamiento del Modelo, promoviendo la innovación y mejoramiento permanente de éste.

Referencias Bibliográficas
Memoria 2010-2013. Equidad y Calidad: el compromiso de la Universidad de Chile con el país. Santiago, 2014
Devés R., Castro C., Cabrera A., Mora M., y Roco R.: “Profundización de la equidad y la inclusión en la Universidad de Chile: una transformación necesaria”. En: Varas A. y Díaz-Romero Pamela: Acción Afirmativa. Política para una democracia efectiva. Fundación Equitas, Ril Editores, 2013
Presentación: Equidad e Inclusión en la Universidad de Chile, 2014, ppt.

  • Compartir:
    http://uchile.cl/u110429
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: