Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

UChile.online

Internacional

El ascenso de la economía de China: los desafíos y las oportunidades para nuestro país

Un reciente informe de la OCDE ha estimado que la República Popular de China aportará en los próximos 11 años más al crecimiento global que todos los países de ese organismo, dato de máxima importancia para Chile. Los académicos Manuel Agosin de la Facultad de Economía y Negocios, y Andrés Bórquez, del Instituto de Estudios Internacionales, analizaron las posibilidades que abre esta situación para Chile en la diversificación de las exportaciones, en impulsar la oferta de productos agroindustriales saludables, o en la promoción de destinos turísticos para el mercado chino.

La República Popular China se encumbra a paso firme para disputar el papel de principal potencia económica.

La República Popular China se encumbra a paso firme para disputar el papel de principal potencia económica.

El profesor Manuel Agosin advierte que faltan políticas de Estado para impulsar el desarrollo productivo y para aprovechar la relación con China diversificando nuestras exportaciones.

El profesor Manuel Agosin advierte que faltan políticas de Estado para impulsar el desarrollo productivo y para aprovechar la relación con China diversificando nuestras exportaciones.

El profesor Andrés Bórquez, del IEI, destacó que Chile se ha posicionado como la puerta de entrada regional de nuevas tecnologías y centros hub regionales.

El profesor Andrés Bórquez, del IEI, destacó que Chile se ha posicionado como la puerta de entrada regional de nuevas tecnologías y centros hub regionales.

Enlaces relacionados
Dorotea López: "El peor efecto de esta guerra comercial es sobre el sistema multilateral y la idea de cooperación e integración"
Felipe Muñoz: "Que Chile se sume a una ola proteccionista sería un acto suicida desde el punto de vista económico"
Nueva Ruta de la Seda: La apuesta de China por ser potencia mundial
El legado de la Revolución de Octubre en Rusia a 100 años del Asalto al Palacio de Invierno

Una economía ralentizada debido a factores como el envejecimiento de su población en edad laboral, pero que continúa creciendo a paso firme en el concierto internacional, es una de las principales conclusiones del reciente informe que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) dedicó a la República Popular de China, lo que coincide con las aspiraciones fijadas por el liderazgo chino para las próximas décadas.

El reporte establece que en los próximos 11 años su economía contribuirá más al crecimiento global que todos los países de ese organismo, reafirmando la idea de ser una competidora de primer nivel por el sitial de potencia económica global, que en estos momentos se posiciona no sólo como principal socio comercial de países como Alemania o Australia, sino también de nuestro país, representando el 30 por ciento del comercio nacional.

Este escenario mundial presenta una serie de desafíos para nuestro Chile, que de acuerdo al profesor de la Facultad de Economía y Negocios, Manuel Agosin, representan "la gran oportunidad de diversificar sus exportaciones con la relación privilegiada que tiene con China. Faltan políticas de Estado para aprovechar las ventajas del tratado de libre comercio. Todos los gobiernos desde 1990 le han dado una bajísima prioridad a las políticas de desarrollo productivo, incluso aquellos que se autodenominan de centro izquierda".

En la misma línea Andrés Bórquez del Instituto de Estudios Internacionales, destacó que China puso su atención en Chile como articulador de plataformas tecnológicas y digitales debido a que nuestro país "ha sido una nación abierta, pragmática y que coopera internacionalmente mediante procesos estandarizados. En este sentido, para el caso de las cooperaciones entre Chile y China, a pesar de que somos una nación pequeña, nos hemos ido posicionando como la puerta de entrada regional de nuevas tecnologías y centros hub regionales" como el Centro de Astronomía de América del Sur, el Data Center para la Astronomía o el proyecto de Cable submarino entre Asia y América del sur, entre otros.

Esa situación implica sin embargo, que nuestro país debe adaptarse a las nuevas necesidades del mercado chino, transformado por el aumento de la capacidad de consumo de sus clases medias y su demanda por productos y servicios más sofisticados.

"El país puede posicionarse como un destino turístico de esta nueva clase media china aprovechando la diversidad nuestros atractivos. En esta misma línea, Chile puede posicionarse como una fuente de alimentos agroindustriales saludables. En este sentido, el país debe procurar enviar no solamente frutas frescas, sino que también productos elaborados adaptados a los gustos locales", aseguró Bórquez.

El ascenso del gigante asiático

El profesor Agosin explicó que si bien el crecimiento la República Popular de China, ha disminuido en comparación con algunos años atrás, hay que tomar en cuenta que "es más importante para el resto del mundo que una China actual crezca al 5 por ciento, que la de hace 20 o 30 años lo hiciera al 10 por ciento, simplemente porque hoy es la segunda economía más grande del mundo (en algunas mediciones aparece como la primera), y antes era relativamente pequeña".

Consultado sobre las fortalezas de la economía china y las potencialidades para nuestro país, el profesor Agosin aseguró que "la reestructuración económica hacia sectores intensivos en tecnología de punta, así como los esfuerzos de universidades y empresas en el campo tecnológico, son muy destacables. Hoy está disputando el liderazgo con Estados Unidos en campos tales como la inteligencia artificial y las redes 5G".

El profesor Bórquez, por su parte, destacó que China cuenta con un plan titulado “Made in China 2025” que busca transformar la cara de la industria china, "pasando de ser la fábrica de productos baratos del mundo, a ser líder en la producción de industria tecnológica sofisticada. Dentro de los objetivos de este plan se encuentra abrir diferentes campos tecnológicos incluyendo la industria aeroespacial, semiconductores, TI y robótica", siendo empresas como Huawei, Xiaomi y Comac (C919) muestras de esa transformación.

Este esfuerzo se encuentra inserto dentro de las planificaciones a mediano y largo plazo de la economía de la República Popular, pero apostando por mantener una estrategia de apertura y conectividad, "sofisticando sus formas de cooperar mediante el establecimiento de iniciativas alternativas como el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura y la nueva Ruta de la Seda", explicó Bórquez.

  • Compartir:
    http://uchile.cl/u152911
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: