Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

UChile.online

Esterilización quirúrgica masculina

Dr. Cristian Palma: "En algunos países desarrollados las tasas de vasectomía son muy superiores a la esterilización femenina"

Aunque en Chile el porcentaje de hombres que se someten a este procedimiento de esterilización definitivo es muy bajo, en países como Inglaterra, Nueva Zelanda y Holanda, es el método más usado por parejas que deciden no tener más hijos. En la siguiente entrevista el urólogo del Hospital Clínico de la U. de Chile, Cristian Palma, desmenuza las causas por las que esta cirugía "simple, ambulatoria y de bajo costo", sigue siendo en nuestro país muy menor a la esterilización definitiva en mujeres.

Más de 30 millones de parejas en todo el mundo utilizan la esterilización masculina como método anticonceptivo.

Más de 30 millones de parejas en todo el mundo utilizan la esterilización masculina como método anticonceptivo.

 “Aquí quienes regulan la anticoncepción son el ginecólogo o la matrona en el consultorio, y estos profesionales realizan la anticoncepción desde el punto de vista de la mujer y no toman en cuenta al hombre”, advierte el Dr. Cristian Palma urólogo y referente nacional en vasectomía, en un intento por explicar los motivos que explican que las bajas tasas de realización de la esterilización quirúrgica masculina en nuestra población.

A diferencia del caso chileno, explica el Dr. Palma,  “en otros países donde la anticoncepción es regulada por un médico de cabecera, se da la opción a la pareja de qué métodos anticonceptivos quieren utilizar y ahí se incluye la vasectomía”.

La esterilización masculina o vasectomía es un procedimiento quirúrgico electivo que pretende obstruir o eliminar un segmento de los vasos deferentes del aparato reproductor, impidiendo así que los espermatozoides se trasladen de los testículos a los conductos eyaculatorios. Más de 30 millones de parejas en todo el mundo utilizan la esterilización masculina como método anticonceptivo. Sólo en Estados Unidos se realizan anualmente entre 600.000 y un millón de vasectomías. Y pese a que en muchos países éste es un método utilizado masivamente, las cifras revelan que a nivel mundial se realizan aproximadamente el doble de esterilizaciones femeninas en comparación con vasectomías, siendo 15 veces más en América Latina. No obstante esta importante brecha en la región, la tendencia en América Latina y el Caribe es clara: el uso de la vasectomía ha aumentado 60 veces en 25 años y 4 veces en los últimos 15 años.

-¿Hay países en que la vasectomía sea más común que la esterilización femenina?

En algunos países desarrollados como Inglaterra, Nueva Zelanda, Canadá, Holanda y España las tasas de vasectomía son muy superiores a la esterilización femenina. En Chile como las tasas de cesáreas son muy altas, las mujeres aprovechan de ligarse las trompas en la misma intervención. En Holanda por ejemplo donde el porcentaje de cesáreas es muy bajo, las tasas de vasectomía son mayores porque las mujeres no quieren someterse a una cirugía –que es muy compleja- para esterilizarse. En general a nivel mundial éste es un método mucho más utilizado que en Chile.

-¿Y podríamos vincular las bajas tasas de Chile con algún tipo de resistencia a la vasectomía por prejuicios de género?

Yo creo que no porque en países que usualmente son considerados como mucho machistas, como lo es México, hay mayores tasas de vasectomía que en Chile. Lo mismo pasa con países menos desarrollados como Perú y Ecuador. Por lo mismo, creo que esto no pasa por una cultura machista, ni por mayor o menor desarrollo, sino fundamentalmente por la educación que se les da a los pacientes.

-En ese sentido, podríamos estar hablando de una falta a nivel de políticas públicas respecto al tema.

Sí, totalmente. No conozco que se haya hecho alguna vez una intervención desde la política pública en relación a la anticoncepción masculina.

Vasectomía: simple, rápida y de bajo costo

Pese a que en Chile el porcentaje de pacientes que se somete a la cirugía de esterilización masculina es muy bajo, éste procedimiento es a todas luces más beneficioso que la esterilización fémina. “Una vasectomía la puedes hacer con anestesia local, es un procedimiento ambulatorio, más barato y más simple de hacer versus la ligadura de trompas que se hace con anestesia general, laparoscopia y tiene más complicaciones y más riesgos. Además, la vasectomía es más efectiva, es decir su porcentaje de falla es menor”, asegura el Dr. Palma.

Según las cifras, el porcentaje de embarazo en mujeres, al año de realizada una vasectomía, alcanza el 0,15 por ciento, mientras esta misma tasa llega al 0,5 en el caso de la esterilización femenina. “La vasectomía es el método anticonceptivo más efectivo definitivo que hay”, concluye el especialista, quien afirma que pese a la poca masividad de este procedimiento, el número de pacientes que consultan por este método ha ido en aumento en los últimos años.

-¿Qué tipo de personas consultan por esta cirugía?

Básicamente pacientes entre 35 y 40 años, que tienen en su mayoría su paternidad cumplida y que quieren un método anticonceptivo definitivo y que no sea hormonal para la mujer.

-¿Tiene alguna contraindicación esta cirugía?

Ninguna.

-Y en caso de que un paciente se arrepienta de haberse sometido a esta cirugía ¿Es reversible?

La vasectomía es un método anticonceptivo definitivo como concepto, sin embargo, cuando un paciente se arrepiente, lo que ocurre aproximadamente entre el 3 por ciento de los pacientes, la efectividad de la reversión es de un 90 por ciento si realiza antes de los 10 años de hecha la operación.

Anticoncepción masculina hormonal: en desarrollo

Actualmente las únicas alternativas anticonceptivas para los hombres son el condón y la vasectomía, no obstante, tal como indica el Dr. Cristian Palma, en un mediano plazo es muy probable que los métodos anticonceptivos hormonales masculinos estén disponibles para su utilización alrededor del mundo.

“Hace unos dos años atrás nosotros participamos de un estudio junto al Instituto Chileno de Medicina Reproductiva. Los problemas de la anticoncepción masculina es que son hormonales y son inyectables, entonces es más difícil que la anticoncepción femenina que es una pastilla”, detalla el experto.

-¿Y qué pasó con ese estudio?

Participamos con 50 parejas y a todos les fue muy bien, lo que pasa es que como todos los estudios, se necesita mayor información para saber cuáles son las dosis más efectivas y comprobar también si son reversibles en un 100%.

-¿Es factible que a corto plazo tengamos métodos anticonceptivos hormonales inyectables para la población masculina?

Faltan todavía muchos estudios para que eso pueda existir. A mediano plazo podrían ser. Por el momento, no hay ninguna parte en el mundo en que se estén utilizando a no ser que sea como parte de los estudios clínicos.

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u114049
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: