Ampliando públicos para el patrimonio universitario

Sala Museo Gabriela Mistral abrió sus puertas a niños de kínder de la comuna de El Bosque

“¿Ustedes conocen a Gabriela Mistral?” fue la pregunta que Nathaly Calderón, investigadora y guía de la Sala Museo que honra a la primera Premio Nobel de nuestro país, realizó a los más de quince niños y niñas del kínder de la Escuela Básica Canciller Orlando Letelier del Solar de la comuna de El Bosque que llegaron a la Casa Central de la U. de Chile este lunes 26 de septiembre.

En una visita inédita, los niños pudieron aproximarse a la figura de Gabriela Mistral conociendo parte de su biografía y obra artística a partir de un recorrido y una actividad lúdica donde, en grupos, diseñaron libros con lo que aprendieron respecto a la poeta.

Como señaló Nathaly Calderón, la Sala Patrimonial, dependiente del Archivo Central Andrés Bello de la Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones acogió esta solicitud “justamente por el desafío que significaba abrir la Casa Central de la Universidad de Chile, un espacio de por sí académico y formal, pero esencial e históricamente vinculado con la educación del país”, visita que particularmente significó un reto porque “quienes nos visitaron han sido los más pequeños, de manera que para nosotros también implicó plantearnos el cómo generar una pequeña experiencia que apoye su formación, la que esperamos quede en su memoria”.

Para Maritza Ponce, educadora del establecimiento visitante, esta actividad “fue muy interesante porque nunca terminamos de asombrarnos de las capacidades que tienen los niños para crear, por lo que valoramos esta gran oportunidad”.

María Huenuñir, poeta y educadora tradicional del establecimiento destacó que “los pequeños y pequeñas visitantes del espacio regresaron muy emocionados”, porque “compartieron una experiencia única que será inovidable”.

Como finalizó Mariana Vidangossy, conservadora y restauradora de este espacio patrimonial,esta experiencia de apertura de Sala Museo al público infantil representa un desafío ya que nos obliga a repensar el espacio museal, a replantearnos los recorridos y las maneras de observar y dialogar con el material expuesto, de una forma que nos permita generar una experiencia significativa en los niños. Es un desafío que nos invita a responder con creatividad ante la innata curiosidad e inventiva de los pequeños espectadores”.

 

Compartir:
https://uchile.cl/u126928
Copiar