Entre el 10 al 13 de enero

Expertos internacionales dialogarán sobre envejecimiento desde una mirada transdisciplinaria

Fomentar la colaboración transdisciplinaria e internacional entre investigadores; generar un espacio de reflexión y aprendizaje sobre los problemas contingentes de la vejez; e incorporar a profesionales jóvenes a la discusión, son los principales ejes de la “IV Escuela Internacional de verano sobre Envejecimiento”, organizada por la Casa de Bello, cuyo objetivo es encontrar herramientas para enfrentar los desafíos en salud, infraestructura y calidad de vida que inciden en el aumento explosivo de adultos mayores en el continente.

Actualmente, Chile se encuentra en un proceso de transición avanzada hacia el envejecimiento de su población, caracterizado por el aumento de personas que tienen 60 años o más. Según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), una de cada diez personas pertenece al grupo adulto mayor y para el 2025 se espera que la proporción sea de uno por cada cinco habitantes. Además, el Índice de Dependencia Demográfica (IDD) aumentaría a un 60% en 2020, significando que por cada cien personas potencialmente activas habría 60 dependientes.

El impacto de este proceso es de enorme relevancia para las políticas públicas nacionales, pues repercute directamente en los sistemas de educación, salud, economía y la composición de las fuerzas de trabajo. De acuerdo al Vicerrector de Investigación y Desarrollo, Flavio Salazar, “el envejecimiento ha sido definido como uno de los desafíos globales más importantes, donde Chile lo está experimentando drásticamente desde hace décadas. Entendiendo esto, hace más de dos años, la Unidad de Redes Transdisciplinarias de la VID ha realizado iniciativas que nacen desde los propios investigadores, para abordar temas de contingencia nacional desde una visión mucho más holística, pues se reúnen distintas áreas. También se ha logrado vincular internacionalmente a los grupos de investigación, siendo parte de un proyecto institucional que parte desde nuestras propias experiencias. Esto es muy interesante y ha generado importantes desafíos para la comunidad académica”.

Converger desde diversas disciplinas

En esta cuarta edición de la Escuela Internacional de Verano, se expondrán investigaciones relacionadas a tres áreas de interés mundial: “gerociencias”, “movilidad” y “gerontología, calidad de vida y pensiones”, donde participarán como invitados especiales, la Dra. Judith Sixsmith de la Universidad de Northampton (Inglaterra), el Dr. Gustavo Duque de la Universidad de Melbourne (Australia) y el Dr. Felipe Sierra, quien lidera una de las direcciones del Instituto Nacional del Envejecimiento (NIA) en Estados Unidos. Además, asistirán académicos de diversas facultades, autoridades del Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA) y estudiantes graduados o de post título, que podrán realizar actividades grupales para generar propuestas de mejora en la calidad de vida de los adultos mayores.

Para el Coordinador de la Red Transdisciplinaria sobre Envejecimiento de la U. de Chile, Benjamín Suárez, “esta es una verdadera revolución demográfica global, que requiere un nuevo contrato social en relación a la seguridad económica y al cuidado de los adultos mayores. En ese contexto inédito en la historia de la humanidad, las universidades públicas han tomado la delantera en investigación y desarrollo para sustentar las innovaciones requeridas. El país ostenta graves desigualdades sociales, inequidad en el acceso a los servicios para nuestros adultos mayores, bajas pensiones y pocas oportunidades para mantener una vida digna como sujeto de derecho. Por ello, científicos, expertos y profesionales se han agrupado desde la investigación transdisciplinaria para aportar en este desafío, pues no solamente las leyes deben corresponder a la realidad, sino que los estudios deben focalizarse en los problemas específicos de la vejez”.

Asimismo, la Académica de la Facultad de Medicina, Alicia Villalobos, explicó que “esta iniciativa tiene una gran relevancia, pues genera evidencia científica que sustenta políticas, planes y programas del Estado, como una forma de promover la calidad de vida y la autonomía durante la vejez. Este 2017 se incorpora el movimiento corporal como concepto, que busca mantener o mejorar la autovalencia y retardar la dependencia. En Chile se presenta un envejecimiento muy acelerado, donde los mayores de 80 años son los que más crecen en forma proporcional, por lo que se requiere consenso social sobre cómo queremos vivir esta etapa de la vida cada vez más larga; observar cuál es el rol del adulto mayor y la manera en que los medios de comunicación inciden en la representación que estos tienen en su vida cotidiana”.

En tanto, el Académico del Hospital Clínico de la U. de Chile y Director de la iniciativa, Patricio Fuentes, señaló que “el impacto social, económico y sanitario del envejecimiento es enorme en todo el mundo, impulsando desafíos muy complejos desde distintas disciplinas. En salud se necesita optimizar la oportunidad y calidad de atención, tanto en lo preventivo como en lo curativo, para acceder a una longevidad sana. En lo económico-social, debemos trabajar por disponer de pensiones suficientes, ciudades más amigables y mejores espacios de estimulación y recreación. En este contexto, entendemos que sólo el trabajo transdisciplinario riguroso y bien articulado podrá responder a todas aquellas demandas acuciantes e imprescindibles que nos permitirán acceder a una vejez digna y con bienestar real”.

Desde sus inicios en 2012, la Escuela se ha organizado de forma gratuita para sus asistentes, convocando a más de 300 alumnos de distintas profesiones y experiencias. Este 2017, se desarrollará entre el martes 10 al viernes 13 de enero, en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU). Para revisar información sobre los expositores y el programa, hacer click aquí.

Compartir:
https://uchile.cl/u130088
Copiar