Amanda Céspedes sobre educación infantil: "Una vez que el niño se siente amado, protegido y respetado, lo demás viene por añadidura"

Vuelve a escuchar el programa del martes 8 de agosto

En un nuevo capítulo de Educación en el Aire, del Senado Universitario, que se trasmite por la señal 102.5, de radio de la Universidad de Chile, conversamos con Amanda Céspedes, especialista en neuropsiquiatría, acerca de la neurociencia aplicada a la educación infantil. 

La especialista explicó que el estudio de la educación infantil desde la perspectiva de la neurociencia se basa en comprender que las funciones intelectuales del niño son encendidas desde el mundo emocional, y que esta dimensión es fundamental en el proceso de aprendizaje.

"El niño debe estar en armonía emocional, debe estar sereno, sentirse protegido. Debe sentir que las personas que están a su alrededor, especialmente los adultos que son sus educadores, son personas que le quieren y que le respetan. Eso es clave para poder aprender", enfatizó.

La presidenta de la Fundación Educacional Amanda indicó que es necesario dejar de observar la educación de niños sólo desde una perspectiva académica, dirigida a potenciar las funciones intelectuales. Agregó que no existe posibilidad de desarrollar el potencial académico si previamente no se trabaja el potencial emocional del infante.

La experta comentó que nuestro país está al debe en este asunto y que falta mucho que avanzar en la formación de pregrado de los profesores, de los educadores de párvulo y de la comunidad en su totalidad, entendiendo que todas las personas, en la práctica, ejercen una función educadora.

"Todos debieran tener la firme convicción de que lo primero es lo emocional. Una vez que el niño se siente amado, protegido y respetado, lo demás viene por añadidura", dijo.

Amanda Céspedes señaló que los docentes no requieren manejar grandes conocimientos sobre psicología para enfocarse en la dimensión emocional del niño. Lo que puede hacer el profesor es crear un aula y una atmósfera emocionalmente segura, precisó.

La académica aseveró que una de las condiciones fundamentales para que el profesor pueda crear un aula emocionalmente segura tiene relación con la salud integral del educador. "Si el propio profesor está mal, agobiado, desesperanzado, abrumado, no tiene confianza en lo que hace y no quiere a sus niños, va a ser imposible. No va a poder hacerlo", argumentó.

Sobre la idea de aplicar la neurociencia a las prácticas educativas, la especialista en psiquiatría infantil expresó que ha sido difícil está vinculación, ya que son dos mundos paralelos que no siempre se conocen.

"Hoy muchos neurobiólogos chilenos que están trabajado la neurociencia aplicada a la educación han tenido que aprender de un aula, sobre cuál es la labor del docente, cuál es la gestión emocional que debe hacer al interior del aula. Eso no es nada de fácil, pero hay personas que tienen la experticia para poder entregar estos conocimientos", concluyó.

Vuelve a escuchar el programa del martes 8 de agosto

Compartir:
https://uchile.cl/u136189
Copiar