Patrick Leroux, director del Grupo de Investigación de Circo de Montreal:

"Las compañías han comenzado a darle un sentido social a las prácticas circenses, para que los espectadores se sientan identificados con el espectáculo"

Visibilizar al circo como una expresión del arte relevante para la formación, mediante el intercambio del conocimiento académico y la expansión de metodologías de creación, fue el objetivo del Conversatorio "Prácticas en Artes Performativas y en Artes Circenses", que contó con la participación del profesor de la Universidad de Concordia, Canadá, y director fundador del Grupo de Investigación de Circo de Montreal, Patrick Leroux.

La actividad -impulsada por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo (VID), y el Departamento de Teatro de la U. de Chile (Detuch)- se realizó el viernes 20 de abril en la Sala Agustín Siré de la Facultad de Artes. Durante la exposición, el profesor Leroux dialogó sobre la trayectoria histórica de las prácticas del circo en Canadá, las problemáticas del arte escénico actual y la necesidad de construir una perspectiva colaborativa e interdisciplinar.

“Muchas compañías han comenzado a darle un sentido social a las prácticas circenses, buscando que los espectadores se sientan identificados con el espectáculo, la puesta en escena, el contenido y también con los artistas como personas identificables y no sólo como sujetos representativos de una emoción o un contexto determinado. Este tipo de iniciativas permite construir una propuesta distinta en lo estético, desde el intercambio de conocimiento con otros pares, donde la lógica debe enfocarse en crear identificación para que el arte sea una herramienta que forme a mejores artistas y personas”, destacó Leroux.

El encuentro, que se enmarca en la visita del profesor Leroux al Doctorado U. de Chile en Estética mención Teoría e Historia del Arte, también abordó las principales acciones potenciales del teatro junto a los tipos de narrativas y lenguajes circenses. Entre los puntos expuestos se comentó que la producción de conocimiento actual en esta área se basa en el espectáculo, pero debe considerar el contexto sociocultural, discursivo y político donde se ubican las experiencias referenciales de la puesta en escena desarrollada por los actores.

De acuerdo al director de Creación Artística de la VID, Fernando Gaspar, “es muy interesante observar cómo las artes circenses se han legitimado con el tiempo, involucrando un trabajo de creación e investigación capaz de reunir varias disciplinas. En el país ha sido muy notorio el crecimiento de este sector, pues hace ocho años se creó un área específica en el CNCA, que hoy es Ministerio, para atender el trabajo que desarrollaban cientos de artistas en el país. Por lo que trabajaremos en conjunto para visibilizar aún más esta área, mediante talleres que serán presentados en el marco de la Semana de la Educación Artística, el Foro de las Artes de la U. de Chile y también en regiones con el apoyo de otras instituciones estatales de educación”.

Asimismo, la académica del Departamento de Teatro, Ana Harcha, señaló que buscan unir instancias, artistas y profesionales que piensan en las artes escénicas de una manera más amplia. "Es muy importante tener la posibilidad de compartir conocimiento y relacionarnos con otros modos de producción para observar qué preguntas, ideas o metodologías podemos compartir como creadores. Además, es fundamental que la formación académica dialogue con espacios que no necesariamente trabajan desde las lógicas tradicionales, ya que esto permite pensar diferente y generar conciencia sobre la construcción que hacemos los artistas. Nuestra percepción nunca puede ser fija, sino en constante devenir y esto requiere salir de la zona de confort y encontrarse con otro desde el diálogo”.

Carla León, coordinadora de Artes Circenses del Ministerio, hizo énfasis en que el acercamiento del circo a la academia fue un proceso que se desarrolló más tarde que otras artes, en especial en nuestro país donde aún falta camino por recorrer para posicionarlo en ese ámbito. "Existe un universo de investigadores circenses que han desarrollado variadas temáticas y que requieren apoyo para visibilizar sus reflexiones y crear intercambio con académicos. El cruce entre estos dos mundos es una excelente posibilidad para visibilizar el amplio campo que posee esta disciplina, nutrir a colegas desde el conocimiento y transmitir la experiencia a estudiantes e incluso a ciudadanos que se puedan interesar en este tema, con el objetivo de construir colaboraciones futuras”, explicó.

Compartir:
https://uchile.cl/u142837
Copiar