En el marco de Mi Camino Profesional que impulsa la Oficina de Equidad e Inclusión

Estudiantes de Peñalolén diseñan su vivienda ideal y juegan a ser arquitectos

Cuestionarnos sobre cómo usamos los espacios no es frecuente, sin embargo detrás de esa reflexión se pueden abordar aspectos lógicos, matemáticos, sociales y culturales muy importantes para los y las estudiantes que hoy cursan la especialidad técnica de construcción y terminaciones. Con este objetivo, los docentes Mónica Bustos, Claudio Navarrete y Matías Power del Instituto de la Vivienda INVI; además de Consuelo Albornoz, Carla Berrios, Catalina Chaparro y Dahianet Inostroza, estudiantes de la carrera de arquitectura, realizaron el taller Diseño de Vivienda para estudiantes de tercero medio del Centro Educacional Valle Hermoso de Peñalolén, uno de los siete liceos que es parte del Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior de la Universidad de Chile (PACE UCH).

El taller teórico -práctico, realizado el pasado 5 de julio de 2018, partió con la revisión de algunos ejemplos de viviendas sociales en Chile, lo que permitió a los estudiantes reflexionar sobre el papel que tienen de las políticas públicas en la calidad de vida de las personas y el rol social de profesiones como la de los arquitectos, diseñadores y constructores. En la segunda parte, los estudiantes pudieron diseñar una vivienda, intentando resolver temas de espacio, circulaciones, orientación y otros aspectos relevantes para su aprendizaje.

Así, preguntas como por qué hay viviendas tan pequeñas, cómo el espacio afecta la convivencia o qué entendemos por calidad de vida, fueron parte de la discusión que permitió a los y las estudiantes ponerse de acuerdo y trabajar en equipo para diseñar una vivienda en la que les gustaría vivir. “Estructuramos el taller para que los jóvenes pudieran reflexionar desde su experiencia cotidiana y desarrollaran habilidades para ver su entorno con los ojos de arquitectos, mirar sus barrios, pensar en mejoras, crear soluciones con sus propias herramientas”, comentó Mónica Bustos, arquitecta del INVI.

Para los y las estudiantes la actividad fue altamente positiva principalmente “porque fue pensada para las necesidades que tenemos nosotros”, comentaron. Para Fabián Retamal, coordinador del Área de Enseñanza Media del PACE UCH, las experiencias pedagógicas de Mi Camino Profesional permiten un vínculo virtuoso entre profesionales y estudiantes: “los jóvenes necesitan nuevos referentes para explorar vocaciones no desde las carreras, sino desde el rol social que cumplen los profesionales hoy; y, por su parte, las comunidades escolares nos permiten construir una universidad más diversa y conectada con las complejidades del entorno”.

Compartir:
https://uchile.cl/u146019
Copiar