"Los bosques serán los protagonistas de la nueva agenda climática"

Juan Ugarte, quien además es director de Centro de Innovación en Madera y académico de la Universidad Católica de Chile, contextualizó su charla en el marco del Antropoceno, una nueva época geológica propuesta por parte de la comunidad científica para suceder o reemplazar al denominado Holoceno, debido al significativo impacto global que las actividades humanas han tenido sobre los ecosistemas, siendo uno de ellos el cambio climático.

Bajo esta mirada, el profesional hizo referencia a los altos niveles de contaminación y señaló que el 85% del particulado fino viene de leña verde, leña no certificada que viene principalmente de especies nativas. La paradoja, es que esa misma leña, en su estado vivo, es la que podría atenuar el calentamiento global.

“Los bosques serán los protagonistas de esta agenda climática por su capacidad de absorción de C02, así como por la producción eco-sustentable de madera, fibra y energía”, sostuvo Ugarte.

Asimismo, explicó que el 60% de los gases efecto invernadero emanados anualmente en el país, es capturado por el sector forestal. También aseveró que en el año 1990 Chile era carbono neutral; es decir, era capaz de absorber tanto dióxido de carbono (CO2) como el que generaba, de modo que el impacto medioambiental era cero. Actualmente, el desbalance ha aumentado significativamente, a tal nivel que Chile se propone hoy, alcanzar ser carbono neutral en el año 2050.

En la meta carbono neutral, el área forestal tiene un rol primordial y el desafío, según señala el experto, es que generar capacidades para crear nuevos productos desde esta área. “Necesitamos un cambio de materialidad relacionado con el desarrollo sostenible. Por ejemplo, el 62,7% de la ropa es sintética, la que es producida con derivados del petróleo, por lo que debemos buscar alternativas de fibras”.

El Profesor Ugarte agregó que la demanda de producción forestal se va a cuadruplicar de aquí al año 2050 porque “un mundo sostenible se sustenta principalmente en la madera, tenemos el desafío de generar más bosques en menos espacio y con menos agua”. De ahí la importancia de certificar el manejo forestal.

La certificación implica que cada persona o empresa que maneja un bosque o cadena de suministro de madera, lo realiza de forma responsable, cumpliendo con estándares ambientales, sociales y económicos. Esta certificación garantiza además que las comunidades locales se respeten, protege los hábitats de las especies animales y vegetales en peligro y vela por sus trabajadores.

Compartir:
https://uchile.cl/u155112
Copiar