Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

UChile.online

Entrevista a la profesora claudia Zapata sobre Bolivia:

"El gran tema es si el Estado plurinacional va a sobrevivir al gobierno de Evo Morales"

En momentos en que el ahora ex Presidente de dicho país, Evo Morales, ha llegado a México como asilado político luego del Golpe de Estado que sufrió los últimos días por parte de los militares de su país, la profesora de la Facultad de Filosofía y Humanidades, analiza los logros obtenidos en estos 14 años de gobiernos del Movimiento Al Socialismo en el vecino país, y algunos de los elementos que explican la actual crisis.

Luego de 14 años de gobiernos del MAS, una heterogénea movilización terminó con el mandatario refugiado en México.

Luego de 14 años de gobiernos del MAS, una heterogénea movilización terminó con el mandatario refugiado en México.

La profesora Claudia Zapata destaca los logros sin igual del período del MAS en Bolivia.

La profesora Claudia Zapata destaca los logros sin igual del período del MAS en Bolivia.

La académica alerta de todos modos que aún se encuentran abiertas todas las posibilidades.

La académica alerta de todos modos que aún se encuentran abiertas todas las posibilidades.

Durante catorce años Evo Morales encabezó el gobierno de Bolivia de la mano de su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), siendo pieza clave del llamado "eje bolivariano" junto a la Venezuela de Hugo Chávez.

En ese período, el país alcanzó grados de desarrollo nunca conocidos, desarrollando además una radical transformación constitucional levantando el primer "Estado plurinacional" de América Latina.

Sin embargo, desde hace unos años que las tensiones se acumulaban en el país, debido al empeño del mandatario por ser nuevamente candidato, a pesar de que la misma Constitución que impulsara ponía un tope máximo a las reelecciones. El resultado fue una confusa crisis, con acusaciones de fraude electoral, llamados a nuevas elecciones, y la intervención de la policía y grupos ultraconservadores del oriente bolivino que terminaron con la salida de Morales del país hacia México.

La académica de la Facultad de Filosofía y Humanidades, Claudia Zapata, analizó para Prensa U. de Chile los logros de los gobiernos del MAS, y los posibles escenarios luego del Golpe.

¿Cuáles son los principales logros que podemos identificar de los gobiernos del MAS?

Uno puede fechar el inicio del proceso de cambio en Bolivia, que es un concepto bastante transversal, el año 2003 cuando la sociedad boliviana rechaza el neoliberalismo, y ya el 2005 sale electo Evo Morales, con una agenda que uno decía veamos cuánto va a durar, porque Bolivia es un Estado que cuando la sociedad se lo propone puede ser bastante frágil.

Visto en el tiempo uno debe reconocer que son los gobiernos más exitosos de la historia republicana de Bolivia, me atrevería a decir, porque implicó un grado de estabilidad, de crecimiento económico; uno podría decir un peak de alianzas populares con distintos sectores sociales organizados que logran coincidir en una alianza popular y refundar el Estado boliviano.

Esto es algo para nada menor y a propósito de la coyuntura que estamos viviendo ahora en Chile, esta refundación se dio con una nueva Constitución a través de un mecanismo ejemplar, impecable, ampliamente participativo, legitimado, con una Carta Fundamental maravillosa que consagra derechos sociales, y eso acompañado de una estabilidad y crecimiento económico.

Para profundizar en un aspecto en particular, cuando se avanzó a esta definición de plurinacional, ¿en qué consiste?

Lo interesante aquí es que la fórmula política que aparece en la Constitución boliviana es absolutamente inédita, y aquí el gran tema es si el Estado plurinacional va a sobrevivir al gobierno de Evo Morales.

El Estado plurinacional significa definir a un país de manera absolutamente distinta a como lo entendíamos: un país se entendía como un pueblo, una nación, una cultura, un territorio, y lo que aparece en la fórmula boliviana es que en verdad Bolivia es un Estado donde confluyen distintas naciones que tienen derechos culturales, a un territorio, y a la autonomía política, por lo tanto lo que hace es articular derechos de los pueblos indígenas de acuerdo a cómo se están planteando hoy en un paradigma más contemporáneo de DD.HH.

Durante estos años el gobierno de Evo Morales debió enfrentar diferentes tensiones, en un escenario de creciente aislamiento internacional, ¿cómo navegó en ese contexto?

Todo esto interno tiene que ver con un contexto mundial donde también se barajan intereses, por ejemplo hay que considerar los intereses en torno al litio y otras riquezas naturales.

Lo que se viene después de la promulgación de la Constitución del Estado Plurinacional de Bolivia el 2009 es una segunda etapa donde pasa este peak de organización social, y lo que va a venir es un manejo político del MAS donde al parecer hay bastantes intentos desde el gobierno por desmovilizar los movimientos sociales y decir que en el Estado está todo, reconocidos todos los derechos y no es tan necesaria tanta movilización social.

Entonces inevitablemente todo ese bloque histórico que estaba articulado en torno a un proyecto se empieza a diferenciar por las demandas sectoriales y por una evaluación crítica del gobierno de Evo Morales: esa alianza social ya no va a funcionar en esa forma como apoyo político para el gobierno.

¿Cómo surge la actual crisis?

Hay una crisis muy autoprovocada, lo que me sorprende por el nivel de manejo político que tiene Evo Morales, una persona que viene con su formación política de la esfera sindical que es en sí misma dura para hacer política, y me impresiona que ellos mismos hayan generado este escenario de crisis, aunque eso no significa que tengan responsabilidad en el Golpe de Estado posterior, porque el gobierno ofreció una salida política que fue rechazada con un intento golpista.

Creo que eso es clave para entender que hay un movimiento contra Evo Morales en esta crisis que es ciudadano, heterogéneo, donde la oposición va desde la izquierda a la derecha, pero ésta no había tenido protagonismo hasta estas últimas 48 horas, porque la derecha había sido subordinada en la construcción de gobernabilidad cuando Morales derrota a los sectores de la “Media luna” en Bolivia, entonces esta oposición ha tenido mucho protagonismo de jóvenes de las ciudades que eran muy chicos cuando se empieza a construir este pacto social.

¿Hablamos de una oposición similar a la que se levanta el 2008?

Creo que definitivamente son sectores hiper racistas y conservadores. Se están enfrentando las "dos Bolivia" la blanca racista y la indígena -aunque indígenas hay en todos los sectores-, por lo tanto son sectores que no tenían cuotas de poder importantes. Uno de los logros políticos importantes de Evo en todo su período que logra aplacar a la derecha, que sin embargo continuó existiendo como sector social.

Ahí aparece Camacho que no era un actor político relevante pero surge como dirigente de organizaciones vecinales despertando a los peores fantasmas en Bolivia: el racismo, quemando la whipala, invocando a Cristo, por lo que puede levantar una unidad contra el Golpe.

Yo no considero este episodio clausurado, puede que los gobiernos del MAS lleguen hasta aquí, pero todos los escenarios son posibles. Ayer ya me sorprendí que lo que logra despertar una acción generalizada de sectores sociales que no apoyaban tanto al gobierno pero fueron parte del proceso de cambio es una reacción enconada contra el fascismo de un líder como Camacho. El desafío de los sectores de la sociedad boliviana defendiendo algunos el retorno de Evo y otros el proceso en general, implica salar le Estado plurinacional.

Por último, el Presidente Morales ya se encuentra en México pero también vimos videos de nutridas formaciones de opositores al golpe en un ánimo de defender el proceso. ¿Es posible aún una salida democrática al conflicto?

Como en los estallidos sociales todos los finales son posibles, una de las cosas que sorprendió a todos es que la relación entre Estado y sociedad es totalmente inversa al caso chileno, la verdad es que pensamos que el MAS había logrado construir un Estado más sólido al que históricamente había existido en Bolivia y eso se fue al tacho: cuando aparece este movimiento social heterogéneo y se cuela la derecha fascista, hasta ahí llega tu gobierno, con riesgo de que incluso caiga el Estado plurinacional.

Hay incluso la posibilidad de que vuelva Evo, porque su renuncia no fue escrita, sino verbal hasta ahora, y conociendo el manejo político que tiene, más allá de lo errático de los últimos años, con esta insistencia en la reelección, no sería raro que intenten generar un escenario para el retorno y la defensa de los sectores contrarios al Golpe podría ser decisiva y sangrienta.

Pero también puede cristalizar un Golpe de la derecha. ¿Cuándo es golpe?: cuando te ofrecen una salida política y no la aceptas. Tampoco es un Golpe militar tradicional donde derrocan al gobierno y lo asumen ellos, aquí ha sido un Golpe cívico con apoyo policial, los militares participan pasivamente, sin defender al gobierno legítimo, entonces puede cristalizarse también en un Golpe de esta derecha.

Y el tercer escenario incluso podría ser la profundización del proceso de cambio si se abre un momento en el que sobreviva el Estado plurinacional superando el caudillismo, que fue el problema de estos últimos 14 años. En esa alternativa están sectores de la izquierda social boliviana que siempre fueron parte del proceso de cambio, mucho antes del 2005, y que se fueron descolgando como sectores feministas como las Mujeres Creando, sectores indígenas que fueron transgredidos en sus derechos en los últimos gobierno, así que puede pasar cualquier cosa, sólo espero que no se derrame tanta sangre.

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u159149
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: