Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

Departamento de Pregrado

Docencia de pregrado en contexto de emergencia

Universidad de Chile entrega orientaciones para la programación docente del segundo semestre 2020

Con el objetivo de orientar el trabajo de planificación del segundo semestre 2020 y entregar certezas, considerando las condiciones de excepción que impone la pandemia asociada al COVID-19, la Vicerrectoría de Asuntos Académicos y el Departamento de Pregrado de la Universidad de Chile, pusieron a disposición de la comunidad universitaria un documento que guía la organización del segundo semestre académico.

El documento de la VAA y el Depto de Pregrado  busca apoyar a los equipos directivos, docentes, estudiantes, funcionarias y funcionarios, para la toma de decisiones relativas al segundo semestre.

El documento de la VAA y el Depto de Pregrado busca apoyar a los equipos directivos, docentes, estudiantes, funcionarias y funcionarios, para la toma de decisiones relativas al segundo semestre.

La vicerrectora Devés, enfatiza que en el actual contexto la docencia evoluciona desde una labor realizada, muchas veces en soledad, a una práctica integrada que se piensa y reflexiona con otros.

La vicerrectora Devés, enfatiza que en el actual contexto la docencia evoluciona desde una labor realizada, muchas veces en soledad, a una práctica integrada que se piensa y reflexiona con otros.

Destacando el compromiso y esfuerzo de la comunidad por mantener el proceso formativo, la directora Armanet, invita a continuar este proceso, recogiendo los aprendizajes generado en estos meses.

Destacando el compromiso y esfuerzo de la comunidad por mantener el proceso formativo, la directora Armanet, invita a continuar este proceso, recogiendo los aprendizajes generado en estos meses.

Documentos adjuntos
Orientaciones para la programación de la docencia de pregrado para el segundo semestre 2020
Recomendaciones ministerios de Salud y Educación
Enlaces relacionados
Acompañamiento virtual para docentes y estudiantes UChile
Orientaciones para implementar una docencia remota de emergencia

La crisis nos ha llamado a profundizar nuestros compromisos con la equidad, la pedagogía inclusiva y la innovación. Nos ha exigido adaptar el currículum y las prácticas para asegurar la continuidad del aprendizaje en las nuevas condiciones. También nos ha mostrado que esto es solo posible gracias a la colaboración entre los y las docentes. La docencia evoluciona así desde una labor realizada, muchas veces en soledad, a una práctica integrada que se piensa y reflexiona con otros”, expresa la vicerrectora de Asuntos Académicos, Rosa Devés.

En este contexto, el documento “Orientaciones para la programación de la docencia de pregrado para el segundo semestre 2020”, busca apoyar a los equipos directivos, docentes, estudiantes, funcionarias y funcionarios, para la toma de decisiones relativas al segundo semestre.

“Ante todo, las premisas que nos guían como institución son el cuidado del bienestar físico y mental de toda la comunidad, el cumplimiento de los aprendizajes nucleares para resguardar la formación de las y los estudiantes, y desarrollar una comunicación fluida y oportuna con nuestra comunidad universitaria sobre esta planificación, utilizando fundamentalmente los canales institucionales”, señala la directora Armanet, quien agrega que en el caso de las posibles actividades presenciales, estas solo se realizarán cuando las condiciones sanitarias lo permitan y sea oficialmente comunicado por la Universidad, siguiendo además las normas y orientaciones provistas por los ministerios de Salud y Educación.

Puntos clave a considerar para el segundo semestre

El documento, trabajado a partir de la experiencia, aprendizajes y consultas realizadas a la comunidad universitaria en los últimos meses, plantea definiciones relevantes como:

La Universidad de Chile podrá ofrecer tres tipos de cursos o actividades docentes durante el segundo semestre de 2020: cursos que se impartirán durante todo el semestre en modalidad remota (Tipo A). Luego, solo en caso de que las condiciones sanitarias lo permitan, se podrán impartir cursos en modalidad mixta (Tipo B) , cuando estos involucran aprendizajes que solo pueden lograrse con actividades prácticas, las que deberán organizarse para el final del semestre; y en modalidad presencial (Tipo C), solo para actividades que deben impartirse necesariamente en este formato, como internados y prácticas clínicas, prácticas docentes y exámenes finales de titulación que no sea posible realizar por vía remota.

En caso de que se puedan realizar actividades presenciales, se priorizará a las y los estudiantes de primer y último año; además de actividades de investigación, laboratorios y talleres prácticos que no tengan ninguna posibilidad de desarrollarse en modalidad remota y actividades específicas justificadas por las distintas unidades académicas ante la Vicerrectoría de Asuntos Académicos.

Se mantendrán medidas generales de flexibilidad académica como la no obligatoriedad de participación en clases, la facilitación de la rendición de pruebas recuperativas, la extensión de los periodos de postergación de actividades y eliminación de cursos y la no consideración de las asignaturas reprobadas en el tiempo de permanencia en la carrera/programa para efectos de eliminación académica, entre otras.

Habrá medidas excepcionales para estudiantes que residen en regiones distintas a la Metropolitana, para lo que se realizará un catastro y se acordarán modalidades de inscripción de cursos extraordinarios, o la postergación de asignaturas. Además, en los casos singulares en que el o la estudiante deba forzosamente trasladarse a la Región Metropolitana, se revisará su situación socioeconómica, con el fin de otorgar los acompañamientos y beneficios necesarios para que curse sus actividades académicas adecuadamente.

“El más grave perjuicio que podemos hacer a la Universidad en este momento es detener nuestro trabajo colectivo”, expresa la vicerrectora Rosa Devés. “El desafío más grande actualmente es la generación de confianza entre los equipos directivos, docentes y estudiantes, de manera que podamos superar las dificultades trabajando en conjunto, sin recurrir a la paralización de las actividades”.

Agradeciendo el compromiso con el proceso formativo y el esfuerzo por mantenerlo que han demostrado docentes, estudiantes y profesionales de apoyo en este difícil periodo, la directora Leonor Armanet invita a la comunidad universitaria a seguir trabajando para dar continuidad al proceso formativo y proyectar así el desarrollo del segundo semestre, recogiendo todos los aprendizajes que se han generado durante la implementación de la formación remota de emergencia. 

Para profundizar en estas temáticas, se puede descargar el documento completo en: “Orientaciones para la programación de la docencia de pregrado para el segundo semestre 2020” y complementar esta información en la página www.uchile.cl/avirtual, donde se pueden encontrar mesas de ayuda y contenido de acompañamiento para docentes y estudiantes, especialmente preparado para el escenario actual. 

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u164936
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: