Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

Noticias del Senado Universitario

Columna de opinión

Desafíos del Senado Universitario: Una nueva oportunidad para los y las estudiantes

En el contexto de Elecciones de Senador@s Estudiantiles, la Senadora Universitaria María José Cornejo junto a los ex senadores Diego Alonso y Juan Cristóbal Cantuarias analizan el futuro del Senado durante los próximos dos años.

Diego Alonso, María José Cornejo y Juan Cristóbal Cantuarias.

Diego Alonso, María José Cornejo y Juan Cristóbal Cantuarias.

Las Elecciones de Senador@s Estudiantiles se realizarán entre el 12 y 13 de agosto.

Las Elecciones de Senador@s Estudiantiles se realizarán entre el 12 y 13 de agosto.

Calendario de elecciones.

Calendario de elecciones.

Enlaces relacionados
Web Senado Universitario
Contenidos vinculados
Senado inicia elecciones de representantes estudiantiles 2020-2022
Elecciones 2020 senadores estudiantiles: Inscripción de candidaturas
María José Cornejo Moreno

En plena pandemia y dentro de las mayores crisis sociales que ha vivido nuestro país se realizarán las Elecciones Estudiantiles del Senado Universitario, órgano normativo triestamental de la Universidad de Chile, las que se realizarán el 12 y 13 de agosto de este año.

A primera vista, y como ha sido la tónica de la política universitaria en el último tiempo, este escrutinio podría no suscitar mayor interés para la comunidad universitaria. Sin embargo, es de nuestro interés mediante estas líneas reivindicar la importante labor del Senado Universitario y la necesidad e importancia de la participación estudiantil en este espacio democrático.

La Universidad de Chile en el año 1987, gracias a la movilización de su comunidad universitaria, logró la destitución del último rector designado por la junta militar, iniciando con ello un camino para construir una nueva institucionalidad donde primara la democracia interna, el respeto y el trabajo en comunidad. Empero, el paso definitivo para la construcción de un espacio triestamental de gobierno universitario se daría a finales de los noventa, tras masivas movilizaciones estudiantiles por una mayor y mejor democracia.

Es así como desde su creación, en el año 2006, el Senado Universitario se ha transformado en el punto de encuentro de la Universidad, configurándose como un actor clave para la institucionalidad de nuestra Casa de Estudios. En él, ya sea en sus comisiones como en las plenarias, se discuten temas de toda índole, ya sea desde el Presupuesto Universitario como el Reglamento de Remuneraciones, la aprobación de nuevos cursos académicos y toda la reglamentación vigente. Asimismo, en su seno ha tenido lugar la creación de importantes políticas universitarias, tales como la Política de Sustentabilidad Universitaria, de Equidad e Inclusión, de Pueblos Indígenas, sus lenguas y sus culturas, de Inclusión y Discapacidad, entre otras. A su vez, ha participado con aportes significativos a la Política de Corresponsabilidad Familiar, en el Protocolo de Prevención del Abuso Sexual y la Política de Extensión y Vinculación con el Medio; y el Proyecto de Desarrollo Institucional de nuestra casa de estudios. Todo esto, sin dejar de contar discusiones ad hoc según las necesidades de la comunidad, como lo ha sido, por ejemplo, sus análisis y aportes a la discusión sobre el Hospital Clínico de la Universidad y el informe presupuestario de la Facultad de Medicina (2020).

A nivel nacional, el Senado ha permitido posicionar a la Universidad de Chile en temas de relevancia, como lo fueron sus contribuciones a la Reforma a la Educación Superior y la Ley de Universidades Estatales. A veces, estos temas pueden parecer lejanos para al estudiantado, pero si nos damos cuenta, resultan trascendentales para el diario vivir en comunidad y así, para cada integrante de aquella.

Es por ello que para el nuevo periodo de senadores estudiantiles se avizoran muchos desafíos por cumplir. En primer lugar, es necesario que a nivel nacional el Senado Universitario siga discutiendo las políticas relacionadas a Educación Superior y que siga siendo un actor clave en la disputa de contenido de ésta, como lo fue en la discusión del Nuevo Sistema de Financiamiento a la Educación Superior. Por otro lado, es crucial la participación en la construcción de una Nueva Constitución y lograr la incorporación de nuestro Hospital José Joaquín Aguirre a la red asistencial de Salud Pública.

A nivel universitario, es fundamental que el SU discuta verdaderamente una redistribución de su presupuesto, y pueda, de esa forma, superar las barreras impuestas por un sistema que privilegia las carreras más rentables para el mercado, saldando una deuda histórica con aquellas facultades con menor movilización de capital. Debe mantener el apoyo irrestricto a las temáticas de género, como actor secundario, en tanto organizaciones feministas mantienen abierto el debate por la instalación de una educación no sexista. A su vez, el problema actual de salud mental en nuestra comunidad no está saldado pero se ven avances en la política de Bienestar y Salud Mental. Asimismo, las condiciones laborales siguen siendo un tema abierto en nuestra comunidad, el subcontrato, y con ello, las precarias condiciones en que se desempeñan los y las funcionarias aún existen en diversas facultades, por lo que es imperioso fomentar el ejemplo de algunas unidades y avanzar en terminar con la tercerización de servicios en toda la Universidad de Chile. Junto con aquello, el trabajo en la construcción de una política de investigación es fundamental para el desarrollo institucional. Será la primera vez que la Universidad de Chile cuente con una política de tal magnitud. Una deuda pendiente, es la Defensoría Jurídica de la comunidad de la Universidad de Chile, órgano aprobado hace ya unos años que aún no logra ver la luz. Asimismo, el uso de espacios comunes en la Universidad continúa siendo un tema a discutir, ya que, decanos y facultades han optado por centrar los esfuerzos en crecimientos aislados por sobre una cultura comunitaria de bienestar.

El desafío y objetivo principal del Senado Universitario debe ser configurarse como un aporte en la construcción de una Universidad pública, gratuita y de calidad, estableciendo un espacio abierto a la comunidad y al pueblo de Chile en tanto fuente de conocimiento académico y popular. Este desafío está en directa relación con un problema que enfrentan las universidades hace ya varios años: la forma de gobierno. Si bien la Ley de Universidades del Estado establece una organización común para sus universidades, esta queda al debe en tanto configura un comité directivo parecido a la gerencia de una empresa en vez de proyectar una forma de gobierno comunitaria, donde los integrantes de la misma se hacen cargo de los desafíos de su institución. Un avance en esta materia ha sido la evaluación por parte del Senado de la posibilidad de que, tanto estudiantes como funcionarios no académicos, puedan tener derecho a voto en los consejos de facultades. Aquello no es más que un acto de compromiso con la democracia de nuestra universidad.

Dicho lo anterior, son los y las estudiantes quienes en primera instancia deben valorar esta institución y hacerse parte de ella para orientar sus esfuerzos en la dirección oportuna. Se debe entender que la participación estudiantil es un triunfo de quienes estuvieron en nuestras aulas antes de nosotros y por tanto, debemos asumir con responsabilidad nuestros cargos de representación.

Es necesario que entendamos la crítica de que al ser "seres de paso" por la Universidad, escuchemos, a su vez, la repetida frase "tenemos menos derecho a participar de la decisiones de la Universidad", la que se relaciona directamente con la intención de algunos por mantener el status quo y evitar los cambios progresivos, puesto son estas mentes las que traen nuevas ideas y perspectivas aterrizadas a los nuevas demandas que exige la sociedad y, por tanto, relegarlas a un nivel secundario no solo es antidemocrático, sino que es regresivo para los objetivos de nuestra Universidad. Ante esto, es necesario una casa de estudios más democrática y representativa de sus comunidades.

Queda en evidencia la importancia que ha tenido el SU en el desarrollo de la Universidad de Chile, donde los y las estudiantes juegan un papel fundamental. Invitamos a la comunidad universitaria y, en particular, al estamento estudiantil a ser parte de este espacio, a analizar, discutir, proponer y, finalmente, transformar nuestra Universidad de Chile para Chile.

María José Cornejo - Matrona y Estudiante Magíster Salud Pública
Senadora 2018 - 2020
Diego Alonso Figueroa - Médico General de Zona
Senador 2016 - 2018
Juan Cristóbal Cantuarias - Egresado de Derecho
Senador 2016 - 2018

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u165704
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: