Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

Columnas de Opinión

Regreso a clases y ventilación

Carta al director del diario El Mercurio escrita por el académico del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile e investigador del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2, Roberto Rondanelli.

Roberto Rondanelli, académico del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile e investigador del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2

Roberto Rondanelli, académico del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile e investigador del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2

Enlaces relacionados
Columna de opinión diario El Mercurio

Señor Director:

La evidencia científica acumulada durante un año de pandemia muestra que el contagio de covid-19 ocurre principalmente a través del aire, en partículas pequeñas exhaladas durante las conversaciones y la respiración de una persona contagiada. Estas partículas pueden permanecer por horas en habitaciones cerradas. Las otras vías de contagio han mostrado ser solo secundarias: las gotículas, gotas grandes que salen proyectadas al hablar, cantar o toser, y la vía del contacto con superficies o fómites.
Una vuelta a clases presenciales debiera entonces asegurar la máxima ventilación posible en todas las actividades y evitar de manera taxativa la interacción en espacios cerrados, Tanto la desinfección de manos y superficies y la distancia física entre los estudiantes son todas medidas necesarias pero insuficientes, si acaso la ventilación y el correcto uso de mascarillas no son los adecuados.

Las instrucciones delineadas en el documento Escuelas, paso a paso» del Ministerio de Educación no son lo suficientemente específicas ni tampoco relevan la importancia fundamental de la ventilación en salas de clases, pues, por ejemplo, se recomienda ventilar «al menos 3 veces al día”. La acumulación de aerosoles en un espacio cerrado ocurre en pocos minutos; por lo tanto, ventilar solo tres veces al día, manteniendo la sala cerrada el resto del tiempo, resultaría rápidamente insuficiente para mantener el aire libre de virus durante la jornada. La ventilación debe ser continua y el aire de las salas de clase debiera renovarse varias veces por hora para disminuir el riesgo de contagio.
Esta ventilación debiera ser imperativa y no solo recomendada e incluso debe prevalecer por sobre otras consideraciones como el confort térmico de los estudiantes durante días de extremo frío o calor, y limitaciones propias de la infraestructura de cada colegio.

Fuente: https://merreader.emol.cl/2021/02/24/content/pages/img/big/AR3U3HKI.jpg?gt=050001

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u173920
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: