Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

UChile.online

Herramienta de apoyo a la Convención Constitucional

Juan Gabriel Valdés y lanzamiento de UChile Constituyente: "Queremos que la Universidad sienta como propia está plataforma"

El ex Canciller, embajador de Chile en Washington y actual director de Desarrollo Estratégico y Relaciones Institucionales de nuestro plantel entregó detalles sobre constituyente.uchile.cl, iniciativa que busca transformarse en una fuente de consulta y participación para las y los convencionales constituyentes, la ciudadanía y el público general. La plataforma acompañará el desarrollo del histórico proceso constituyente a través de materiales de consulta, columnas, notas y otros insumos generados desde la comunidad universitaria para el debate.

El objetivo de la plataforma es transformarse en una fuente de consulta e información actualizada para todos y todas sobre el proceso constituyente en curso.

El objetivo de la plataforma es transformarse en una fuente de consulta e información actualizada para todos y todas sobre el proceso constituyente en curso.

La U. de Chile no podía estar ausente de un proceso tan complejo e importante como el que se ha iniciado en Chile, sostuvo Juan Gabriel Valdés.

"La U. de Chile no podía estar ausente de un proceso tan complejo e importante como el que se ha iniciado en Chile", sostuvo Juan Gabriel Valdés.

Educación, Derechos Humanos, Medio Ambiente, Economía y Estado, Derechos Sociales son algunos de los temas que abordará el repositorio creado por la U. de Chile.

Educación, Derechos Humanos, Medio Ambiente, Economía y Estado, Derechos Sociales son algunos de los temas que abordará el repositorio creado por la U. de Chile.

Incidir en el debate constituyente, poniendo a disposición todo el conocimiento y trabajo que han desarrollado distintas unidades de la U. de Chile desde el inicio de este proceso. Ese es uno de los objetivos centrales de U. Chile Constituyente, una nueva plataforma lanzada por la Casa de Bello para apoyar al proceso Constituyente.

Juan Gabriel Valdés, ex canciller, embajador de nuestro país en Washington y actual director de Desarrollo Estratégico y Relaciones Institucionales de nuestro plantel, quien ha liderado esta iniciativa explica que “la U. de Chile no podía estar ausente de un proceso tan complejo como el que se ha iniciado en Chile y tan importante, único en realidad en nuestra historia. Ese es el primer factor esencial que nos mueve a estar presentes”.

En este sentido, destaca que en esta plataforma “hay trabajo académico, hay producción académica importante de la Universidad y también sobre la manera en cómo se debe desarrollar el debate y cuáles deben ser los temas centrales”.

Antes de que se acordara un camino institucional para llegar a una Convención Constituyente, la Universidad de Chile se involucró de lleno en el debate público sobre una nueva Constitución. El Programa de acuerdo Social (PAS) reunió a un centenar de ciudadanos -mujeres y hombres, de dentro y fuera de la Universidad, dirigentes sociales, artistas, empresarios y profesionales- que debatieron a partir de entonces y durante 2020 en torno a nueve mesas temáticas que cubrían desde el tipo de democracia, las formas de desarrollo cultural, la defensa del medio ambiente, hasta la educación y la salud a la que aspiraban los chilenos.

Adicionalmente, al interior de la Universidad de Chile, y post octubre de 2019, se convocó a un Encuentro Universitario "La Universidad de Chile y el nuevo Acuerdo Social" que se desarrolló simultáneamente en todas las facultades e institutos, sumándose a la participación triestamental de la comunidad, expertos, dirigentes sociales y autoridades públicas. El objetivo: aportar a través de la elaboración de propuestas para contribuir a superar los conflictos sociales, económicos y políticos que evidenciaba el país en ese momento a través del estallido social.

Fue así como desde el 25 de octubre de 2019 se convocó a la comunidad a un proceso participativo donde se desarrollaron diálogos, cabildos, foros triestamentales y procesos consultivos. Desde octubre a diciembre de 2019, fueron 201 las instancias de discusión en las que participaron más de 5 mil académicos, funcionarios y estudiantes. A lo largo de estos meses, el debate se ha mantenido y se han realizado más de 80 cabildos autoconvocados los que han permitido potenciar la reflexión, y permitieron canalizar y consolidar los aportes locales a nivel institucional.

Tras este intenso debate que se dio hace más de un año al interior de la Casa de Bello, es que surgió la idea de construir un repositorio, en el que han estado trabajando las vicerrectorías de Tecnologías de la Información (VTI) y de Extensión y Comunicaciones (VEXCOM) junto a la Dirección de Desarrollo Estratégico y Asuntos Institucionales.

“Se ha sumado un grupo de personas que lo están haciendo de manera absolutamente generosa porque están compartiendo otras tareas que tienen en la Universidad. Hay que agradecer a todas las facultades y a todos los institutos, al Senado Universitario y al Consejo Universitario por el apoyo que le han dado a esta iniciativa que espero pueda servir y pueda ser un servicio importante de la Universidad a este momento tan crítico que vive el país”, sostiene Valdés.

¿Cómo nace U. Chile Constituyente? ¿Cuál es la motivación que mueve a esta iniciativa?

La idea de organizar una plataforma para trabajar con la Convención Constituyente. Es una idea que surge de la identidad misma de la U. de Chile, que no ha podido sino acompañar todos los procesos fundamentales de desarrollo de la República prácticamente desde su fundación. Por lo tanto, la U. de Chile no podía estar ausente de un proceso tan complejo como el que se ha iniciado en Chile y tan importante, único en nuestra historia. Ese es el primer factor esencial que nos mueve a estar presentes. Pero también, un segundo factor, es el hecho que desde el estallido en adelante son muchos los chilenos y ciudadanos que se acercaron a la Universidad, a pedir la opinión y a pedir también su acogida para un debate ciudadano. Y, el tercer factor es que la Universidad ha desarrollado, sus académicos, sus funcionarios y sus estudiantes han desarrollado opinión importante sobre cómo debe ser una nueva Constitución y cómo quieren que sea Chile.

Desde ese punto de vista, hay trabajo académico, hay producción académica importante de la Universidad y también sobre la manera en cómo se debe desarrollar el debate y cuáles deben ser los temas centrales. Por eso mismo, la idea de tener una plataforma que pueda proyectar el conocimiento de la Universidad sobre el tema constituyente y pueda al mismo tiempo, de alguna manera, incidir en algunos temas que son centrales, en la discusión que se va a dar desde junio en adelante, así fue una cuestión que surgió prácticamente de manera espontánea y quienes organizamos esta plataforma.

Respecto al repositorio mismo, ¿qué es lo que podemos encontrar ahí y cómo participan cada una de las unidades?

Para construir el proceso de recolección de material y de canalización de este material a la Convención, la Universidad ha creado un consejo editorial que está conformado por representantes de todas las facultades, de los institutos, y de los distintos grupos de trabajo que hay al interior del plantel y que se encargan primero de canalizar hacia la plataforma todo el trabajo realizado en el pasado, pero que va también a estar siguiendo el proceso constituyente para ir de alguna manera generando insumos que permitan enfrentar los distintos nudos de debate que se van a desarrollar e incluso favorecer la posibilidad de que constituyentes consulten directamente a profesores de la Universidad sobre sus opiniones respecto de un tema u otro.

La Universidad de Chile es por definición plural, variada y tiene, por lo tanto, una capacidad de mirar desde distintos puntos de vista, incluso cuando ellos son contradictorios, temas que pueden ser muy esenciales para el debate mismo. Entendemos que el trabajo que van a tener los constituyentes es muy complejo, y van a requerir en muchas oportunidades de opiniones puntuales respecto de temas que nosotros quisiéramos poder ofrecer.

El material, por lo tanto, va a recoger lo ya hecho, por una parte, aquello que ya es una base de conocimiento sobre el tema constituyente y de la Constitución. Pero también va a tener en su momento, una vez que la Constituyente esté funcionando, respuestas precisas, capacidad de dar opinión y capacidad de dar a conocer distintos puntos de vista representativos de la variedad de la Universidad, a quienes estén interesados en acogerlos.

¿De qué manera la Universidad espera incidir en la discusión constituyente?

La Universidad no solo tiene la necesidad y la obligación de contribuir al debate canalizando opiniones y canalizando conocimiento, sino también tiene el derecho de incidir en algunos debates, en los cuales la Universidad ha sido central en la historia de Chile. El debate esencial es el de la educación pública. La forma en que adopte Chile el concepto de educación pública, lo que se entienda por ella y no me refiero solo a la universitaria, sino que también a la educación primaria y secundaria, va a tener mucho que ver con el rol que tiene el Estado en la sociedad.

El rol del Estado en proveer la educación es una cuestión absolutamente esencial y, por lo tanto, la educación estatal en el sentido del rol del Estado de apoyar ese proceso y de garantizarle a los ciudadanos el acceso a la educación en todas sus fases, yo creo que es una cuestión que la Universidad tiene que impulsar al interior de la constituyente. Nosotros no tratamos, ni la página pretende tener una sola definición del texto, pero sí entendemos que es primordial que canalicemos las opiniones que existen en la Universidad sobre qué significa educación pública y cuál es el rol esencial garantista del Estado de asegurar a los ciudadanos su acceso libre a ese proceso educativo.

Junto con lo de educación pública está el tema de salud pública. La Universidad tiene un hospital y ha tenido un rol fundamental en la creación de todo lo que ha sido el servicio de Salud Pública en la historia de Chile. Por lo tanto, la Universidad también allí tiene opinión y va a tratar de incidir en el debate con esas opiniones. Lo mismo, diría yo, respecto de la ciencia y la investigación. Ambos conceptos son fundamentales para el desarrollo de Chile y desde ese punto de vista también la Universidad tiene algo que decir.

Actualmente, ¿en qué otra iniciativa está participando la Universidad?

La Universidad también ha acogido el pensamiento y la opinión de ciudadanos que han participado en debates al interior. El caso más reciente y más importante es el del proyecto PAS, que ha reunido en alrededor de nueve mesas de trabajo, que cubren los más distintos aspectos de la sociedad chilena, incluyendo -por cierto- de manera transversal los temas de género, pueblos originarios, y derechos humanos, pero también cuestiones como salud, educación, medio ambiente, arte y cultura, territorios, entre otros.

Ha buscado dar recomendaciones de cómo se deben tratar esos temas en la constituyente y en la próxima Constitución. No es la opinión de la Universidad, la Universidad acogió a ciudadanos que querían debatir desde el 18 de octubre de 2019 y conformó ese espacio de discusión y ha conducido un libro que será publicado prontamente y que será entregado a la Convención Constituyente, como una contribución conjunta de la Universidad y de ciudadanos representativos de los más distintos ámbitos, desde las organizaciones de la sociedad civil, sindicatos, grupos estudiantiles, y también empresarios. Ellos van a dar opinión sobre estos nueve temas distintos, lo que puede ser de utilidad para el desarrollo del trabajo de los constituyentes.

La Universidad ha participado no solamente con PAS, sino que también ha desarrollado junto a Fundación Tribu y a la Asociación Chilena de Municipalidades, la iniciativa Las y Los 400: Chile delibera, cuyos resultados fueron presentados la semana pasada, y que ha dirigido el Prorrector, Alejandro Jofré. También está Tenemos que hablar de Chile, instancia que hemos desarrollado junto con la PUC y que constituye un aporte muy importante de detección de cómo los ciudadanos de a pie en el país son capaces de entender sus intereses y las recomendaciones que tienen que hacerle al proceso constituyente.

Estamos viviendo un momento histórico como país, ¿cuál sería el llamado a la comunidad?

Primero, queremos que la Universidad sienta como propia esta plataforma. Esta plataforma no constituye algo distinto a lo que está haciendo la Universidad actualmente. Nosotros entendemos el derecho de las facultades y de los institutos de promover sus propias publicaciones, así como las opiniones que tengan los estudiantes, funcionarios y los distintos organismos de la Universidad que hacen una contribución fundamental a su vida como comunidad universitaria. Pero es importante que la Universidad tenga un canal universal, es decir, que recoja el conjunto y muestre una visión plural, pero al mismo tiempo singular de la U. de Chile, opinando y acogiendo lo que la comunidad universitaria quiere decir respecto de una cosa tan importante como la Constitución. Por lo tanto, la necesidad de que todos los materiales sean canalizados por esta página es algo muy importante.

Quisiera además agregar otra cosa. La Universidad y su relación con la educación pública es fundamental. La educación pública ha sufrido los embates de una ideología y de una visión subsidiaria del Estado que prácticamente ha acabado con lo que son los esfuerzos históricos del país por tener una educación que garantice más igualdad y que garantice más acceso seguro a la población y todos sus sectores. Hoy día se nos da la oportunidad de incidir en la forma como el país va a definir el tema de la educación pública y va a definir su camino hacia adelante en términos del rol del Estado, y del rol de la Educación en la sociedad chilena. No puede ser que la U. de Chile pierda la oportunidad de incidir de manera importante en la forma de cómo esto se desarrolla desde este punto de vista la comunidad universitaria, sus estudiantes, sus funcionarios y, académicos y de cómo deberían percibir la importancia de que se avoquen a definir una visión común que permita incidir en la manera en cómo se va a construir la nueva Constitución.

¿Quiénes están detrás de este proyecto y cuánto tiempo tomó?

Esta plataforma comenzó a ser analizada y trabajada desde comienzo de año, una vez que terminó el proceso de discusión del proyecto PAS. Por lo tanto, llevamos unos cuatro o cinco meses de trabajo. Yo estoy muy agradecido del hecho de que este tema cuente con el apoyo de las Vicerrectorías de Tecnologías de la Información, (VTI), por la Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones (VEXCOM), que es fundamental, y también las otras vicerrectorías, porque hoy día vamos a tener la de Investigación involucrada, de una manera en los estudios que estamos realizando para poder tener documentación necesaria en el curso del proceso de desarrollo de la Convención. También, se ha sumado un grupo de personas que lo están haciendo de manera absolutamente generosa porque están compartiendo otras tareas que tienen en la Universidad y yo creo que hay que agradecer a todas las facultades y a todos los institutos, al Senado Universitario y al Consejo Universitario por el apoyo que le han dado a esta iniciativa que espero pueda servir y pueda ser un servicio importante de la Universidad a este momento tan crítico que vive el país.

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u175916
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: