Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

Facultad de Arquitectura y Urbanismo

Más de 100 estudiantes matriculados en la Escuela Nocturna para Obreros de la Construcción de la FAU

Gran éxito han tenido los cursos dictados por la emblemática Escuela Nocturna para Obreros de la Construcción, ENOC, de la FAU. Hoy y a pesar de la pandemia, son 118 estudiantes los que participan de los cursos de los cuales 38 viven fuera de la Región Metropolitana y 15 son estudiantes extranjeros.

La Escuela Nocturna para Obreros de la Construcción (ENOC) fue creada en el año 1913, un espacio fomentado por los y las estudiantes en el que los obreros podían aprender a leer y lograr una base de matemáticas. Fue tan popular que en el año 1925 Gabriela Mistral accedió gustosa a la invitación para dictar una conferencia a los trabajadores. La charla de la maestra y poetisa enalteció el ejercicio de los oficios y artesanías, dando un impulso a una enseñanza más especializada que regiría la Escuela.

Es así como en 1928 la ENOC inicia con un programa renovado de dos años de duración. En primer año se dictaban clases de Aritmética, Geometría, Materiales de Construcción, Dibujo Geométrico, Educación Cívica y Redacción. El segundo, se enseñaba Aritmética, geometría, Construcción, Dibujo Lineal e Interpretación de Planos, Higiene, Educación Cívica y Redacción. 

Actualmente, la ENOC sigue vinculada a la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile (FAU) dicta cursos en los que se otorgan los títulos de "Capataz" y de "Jefe de Obra", sus profesores son arquitectos y alumnos de la FAU. Cada curso dura entre 2 a 4 semestres, siendo uno de los más completos de la oferta educativa vigente y uno de los más económicos a nivel país. 

Jorge Ulloa, arquitecto y docente FAU, profesor histórico de la escuela incluso en su etapa estudiantil, señala que “los obreros de la construcción siempre han tenido un interés por ir perfeccionándose, muchos parten como jornales, luego ayudantes, luego carpinteros o trazadores, van especializándose. Hoy debido a los grandes avances tecnológicos respecto de los nuevos materiales, las nuevas técnicas constructivas y técnicas de evaluación de la construcción, algunos de ellos se han quedado atrás, al igual que nosotros como profesionales; por lo tanto, se hace inminente ir perfeccionándose, adquirir nuevos conocimientos para poder conseguir un mejor estatus en las obras”.

ENOC y la crisis sanitaria

La actual crisis sanitaria puso en tensión a la concurrida ENOC. Toda la dinámica educativa debió repensarse considerando las dificultades y condiciones propias de los y las estudiantes: un sector que en su mayoría no tiene una familiaridad con las plataformas de la educación a distancia y muchas veces sin un saber tecnológico a su haber. 

En este contexto, el 2020 obligó a la ENOC a buscar nuevas alternativas de enseñanza y vinculación con los y las estudiantes considerando la fuerte caída en las matrículas, ya que a principios de la pandemia sólo se matricularon 41 alumnos/as. Sin embargo, este año y gracias a las innovaciones realizadas la ENOC triplicó a sus estudiantes logrando incorporar a 118 alumnos/as.

“Todo problema puede ser una oportunidad de aprendizaje” señala Jorge Ulloa quien resalta la capacidad de la escuela de haber integrado estudiantes de provincia a través de las clases online. “Nos ha permitido llegar a obreros que están en turno, alejados. Nos ha obligado a ser creativos y adaptarnos a las condiciones de cada estudiante. Hoy podemos llegar a muchas personas e interactuar sacándole trote a la tecnología”.

Actualmente, de los 118 estudiantes, 6 son mujeres, 15 son extranjeros y 38 toman las clases desde regiones.

La arquitecta Cynthia Ruiz es una de las nueve docentes mujeres que dictan clases en la ENOC, que cuenta con un total de 13 profesores. Para ella, el éxito en cantidad y diversidad de estudiantes responde “a la publicidad que se ha hecho en redes sociales para dar a conocer los programas de estudio, a la posibilidad de tomar las clases de forma remota, asincrónica y a distancia, ha ampliado el universo de estudiantes a los que podemos llegar, no sólo en regiones sino de forma internacional también. Por último la flexibilidad que le damos a los estudiantes, dependiendo del caso a caso porque lo que nos interesa es que asimilen e integren los conocimientos que les entregamos en la medida de las posibilidades de cada uno”.

Y si de mujeres se trata, Andrea Urquejo es una de las seis alumnas que participa del Curso de Capataz I, señala que “como mujer en el área de la construcción es bonito pero es difícil porque dicen que mujer capataz no sirve para la construcción, pero yo quiero demostrar lo contrario porque sí servirnos! Es un trabajo bien pagado, es mejor que trabajar en una tienda de vendedora o en un supermercado se mira mal la construcción y la mujer  pero yo lo encuentro hermoso para mí”. Respecto del curso agrega que “ha sido excelente porque me han dado todas las facilidades, cuando uno no puede asistir o cuando uno tiene que trabajar te envían videos, te llaman, se preocupan y te brindan mucho apoyo, eso se agradece”. 

Asimismo, la arquitecta y profesora del curso de Jefe de Obra, Javiera Montero, concuerda que que el logro de la ENOC se debe a la nueva modalidad online ofrecida. "Los estudiantes pueden flexibilizar sus horarios de estudio, no tienen que cumplir con estructuras incompatibles con sus jornadas laborales, y entendiendo que pueden estar desde sus casas, existe un ahorro en tiempos de trayectos. Aún con estas mejoras del sistema, creo que los estudiantes a diario hacen un gran esfuerzo para poder capacitarse y es necesario que como profesores, logremos cumplir sus expectativas académicas".

Tecnología al servicio de los/as estudiantes 

Indudablemente la tecnología ha sido una de las principales dificultades pero también una de las herramientas claves para el éxito. Actualmente los estudiantes de la ENOC cuentan con las mismas plataformas de clases online de los estudiantes de pre y posgrado de la Facultad tales como las aulas Zoom, Blackboard, Aula FAU, asimismo se habilitó un whatsapp por curso que ha sido de gran utilidad para los y las estudiantes. 

Así lo explica Patricio Gajardo, arquitecto y coordinador de la ENOC, quien señala que ha sido fundamental el uso de diversos medios para lograr una respuesta eficaz, la flexibilidad en las normas que regulan el aprendizaje y sobre todo la disposición de los y las docentes. 

“Las clases grabadas son un 70 % y el resto es presencial vía blackboard o zoom pero todas son grabadas y enviadas a los alumnos. Debo destacar el apoyo de los profesores quienes incluso hacen clases de reforzamiento los fines de semana de manera voluntaria y dan respuesta a las consultas a través del whatsapp de la ENOC de lunes a domingo. Además dentro del programa se agregaron dos semanas de trabajos y consultas, con esto se busca que los alumnos aprovechen estos periodos para ponerse al día con las clases”.

Algunos de los aspectos que valora Rodolfo Tapia, estudiante de la ENOC, quien vive y estudia desde la ciudad de Ancud en Chiloé es “la metodología de enseñanza y que los profesores saben bajarse al nivel del obrero, por supuesto que a unos les cuesta más que a otros, pero en el mismo chat de whatsapp se van complementando y cada uno encuentra su nicho. Lo bueno es que existen estudiantes de obra que son de diversas especialidades, y uno va aprendiendo, lenguajes que no conocía y luego al asociar con las diversas clases comprende aún mejor”.

Por su parte, Judex Compare, uno de los estudiantes extranjeros quien participa del curso Capataz I agrega que “la metodología está bien, podría estar mejor si no fuera por la pandemia porque sería mejor si fuera presencial, los profesores enseñan bien y es buena onda también si me permite de calificarlos así, lo más valioso para mi  es mi primer curso de capataz y este curso me permite recordar lo que aprendí hace un par de años atrás”.

Desde la ciudad de Iquique, Moisés Chayña sostuvo que “las clases virtuales nos favoreció mucho, por el tiempo que estamos viviendo estos días de pandemia. Con respecto a la calidad de los  profesores todo es bueno, nos brindan el tiempo y la paciencia para aprender. Lo más valioso del curso es darnos la oportunidad de estudiar en esta casa de estudios la Universidad de Chile - Enoc, quedo agradecido eternamente”.

Finalmente, el Profesor Francisco Pino, arquitecto y docente de ENOC, recalcó que la clave también está en el enfoque educativo y el espíritu colaborativo entre estudiantes, profesionales y académicos de la FAU. “En el cual las y los estudiantes son el centro del aprendizaje. Se parte de la base de que ellas y ellos traen consigo conocimientos valiosos y la ENOC complementa dicho conocimiento. Como profesores y profesoras concebimos a las y los obreros como Profesionales de la Construcción, son ellas y ellos los que construyen nuestras casas, edificios y ciudades, y quizás lo más importante, es el trato cercano y cálido que se da en la interacción entre  estudiantes y docentes. Existe un complemento armónico constante, donde el saber del oficio se funde con los conocimientos académicos. Creo que juntas y juntos hacemos de la construcción una disciplina responsable y profesional”.

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u177173
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: