Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

UChile.online

Dra. Fabiola Osorio y dosis de refuerzo contra el COVID-19:

"Es muy probable que vamos a tener que contemplar vacunaciones a lo largo del tiempo"

La académica del Programa de Inmunología del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile abordó la posibilidad de una tercera dosis para quienes ya se han inoculado contra la infección en nuestro país. "El refuerzo es necesario cuando la efectividad de la vacuna no es óptima", explica. Por esta razón, señala, "es necesario utilizar vacunas que disminuyan el contagio, por eso es necesario vacunar con fórmulas eficaces en disminuir la infección".

La especialista comenta que el refuerzo es necesario cuando la efectividad de la vacuna no es óptima y que esto se hace -por ejemplo- con las vacunas ministeriales que se les dan a los niños.

La especialista comenta que el refuerzo es necesario cuando la efectividad de la vacuna no es óptima y que esto se hace -por ejemplo- con las vacunas ministeriales que se les dan a los niños.

La dra. Fabiola Osorio explica que una tercera dosis implica mejorar la respuesta que se obtuvo con la inoculación de la primera vacuna, siempre y cuando haya tenido una respuesta a la inoculación.

La dra. Fabiola Osorio explica que una tercera dosis "implica mejorar la respuesta que se obtuvo con la inoculación de la primera vacuna, siempre y cuando haya tenido una respuesta a la inoculación".

Este miércoles, el Ministerio de Salud puso a disposición un protocolo y formulario de solicitud para que los pacientes inmunocomprometidos mayores de 12 años puedan acceder a la tercera dosis de la vacuna contra el COVID-19. La medida se da en medio de la discusión que se ha venido dando sobre la posibilidad de administrar una tercera dosis de refuerzo general contra el Coronavirus. Si bien, hasta ahora, es solo para pacientes de riesgo, hay quienes señalan que a largo plazo el proceso será similar a lo que hoy enfrentamos año a año, por ejemplo, con la campaña contra la Influenza.

La doctora y académica del Programa de Inmunología del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina de la U. de Chile, Fabiola Osorio, abordó esta posibilidad y analizó la situación epidemiológica actual del país, que ha visto una disminución en el número de casos diarios, junto al proceso de inmunización en curso, que tiene hasta la fecha a más del 79 por ciento de la población objetivo con su esquema de vacunación completo.

Sobre la posibilidad de una tercera dosis, la especialista señala que “el refuerzo es necesario cuando la efectividad de la vacuna no es óptima”. Agrega, en esta línea, que “si la respuesta a la vacuna es comprobadamente negativa, debería seguir un esquema completo con otra”.

Asimismo, sobre la aparición de nuevas variantes, como Delta, que se reportó durante el mes de junio en nuestro país, explica que “los resultados a nivel planetario muestran la aparición de variantes que podrían ser más infecciosas o letales cuando no se controla la infección”. En este contexto, indica, “es necesario utilizar vacunas que disminuyan el contagio, por eso es necesario vacunar con fórmulas eficaces en disminuir la infección”.

Insiste además en la necesidad de mantener las medidas sanitarias, como el distanciamiento social, el uso de mascarillas, y el lavado constante de manos, dado que, si bien las cifras han dado tregua, la circulación del virus sigue estando presente. “El hecho de que ahora tengamos casos bajos no quiere decir que vamos a permanecer siempre con casos bajos, si no se toma ninguna medida adicional”, sentenció.

¿Qué implica una tercera dosis de vacuna contra el COVID-19?

Implica mejorar la respuesta que se obtuvo con la inoculación de la primera vacuna, siempre y cuando haya tenido una respuesta a la inoculación. Si la respuesta a la vacuna es comprobadamente negativa, debería seguir un esquema completo con otra. Esto no es algo simple de saber si no se hizo ningún testeo de la efectividad de la vacuna en un individuo o en una población.

¿Por qué tenemos que hacer este refuerzo?

El refuerzo es necesario cuando la efectividad de la vacuna no es óptima. Esto se hace -por ejemplo- con las vacunas ministeriales que se les dan a los niños para lograr una buena protección. Generalmente, esto ha sido comprobado por estudios de largos años, pero en caso de una pandemia como el COVID-19, se están aplicando esquemas de vacunación en función de los resultados que estamos observando debido a la emergencia. En este caso se puede decir que los estudios están en curso y que debemos ir adaptándonos a los resultados.

¿Es solo por la aparición de nuevas variantes?

Los resultados a nivel planetario muestran la aparición de variantes que podrían ser más infecciosas o letales cuando no se controla la infección, por lo tanto, es necesario utilizar vacunas que disminuyan el contagio por eso es necesario vacunar con fórmulas eficaces en disminuir la infección.

¿Solo aplica para Sinovac o puede ser cualquier vacuna con dos dosis?

La estrategia de reforzar la vacunación se debe contemplar en base a los resultados obtenidos con todas las vacunas administradas en nuestro país. En el caso de Sinovac, es más evidente, ya que es la vacuna predominante en Chile y su menor efectividad está reportada. Sin embargo, lo mismo deberá evaluarse con todas las vacunas.

¿Cree que a futuro tendremos que vacunarnos año a año?

Eso está en conversaciones abiertas, se están realizando los estudios pertinentes para evaluar las dosis de refuerzo. Sin ir más lejos, salió un comunicado del Ministerio de Salud en donde se van a otorgar estas dosis de refuerzo a personas inmunocomprometidas, por lo tanto, es muy probable que vamos a tener que estar contemplando vacunaciones a lo largo del tiempo. Ahora, cuál será el período, necesidad y prioridad dependiendo de la población objetivo, eso está sujeto a estudio, pero lo importante es que estos estudios se hagan y se evalúen de manera concreta, porque el objetivo final es poder llegar a un número de casos que sea realmente bajo y también lograr un número de personas fallecidas ojalá cero.

Las cifras han bajado, ¿Qué se podría esperar para las próximas semanas?

En este momento estamos obviamente en una etapa bastante alentadora. Hemos visto un decaimiento en el número de casos, por lo tanto, esto podría tener varias razones. Probablemente, la más relevante es el alto porcentaje de personas vacunadas contra el Coronavirus, es un factor importante, y estas medidas obviamente hay que tomarlas con esperanza, pero también con mucha inteligencia para poder proyectar a futuro un manejo más sustentable de la pandemia.

El hecho de que ahora tengamos casos bajos no quiere decir que vamos a permanecer siempre con casos bajos si no se toma ninguna medida adicional. Por lo tanto, es esencial ahora, retomar la trazabilidad de la mejor manera posible, mantener los casos lo más bajo posible, idealmente llegar más bajo de lo que estamos ahora, a través de distintas medidas tanto de prevención, aislamiento o estrategias de vacunación. Pero también es importante anticiparnos porque ya conocemos que la dinámica de esta pandemia tiene que ver con la estacionalidad y debemos prepararnos para el próximo año o incluso desde el verano para poder ver un efecto más controlado y sostenido de la baja de casos.

¿Cuán importante es seguir con el proceso de vacunación?

Es indispensable que la población objetivo se vacune. No se puede quedar nadie fuera de este proceso de vacunación porque es la herramienta que tenemos junto con las otras medidas de distanciamiento que tenemos en este momento, y creo que debiese ser implementado de la forma más eficiente posible porque la idea es lograr un control de la pandemia. La idea no es estar dependiendo o proyectando el número de casos, sino que podamos estar en control de la infección y lograr que sea el mínimo posible.

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u178317
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: