Buscador de noticias

Por título o palabra clave
  • Por fecha de publicación
Facebook Tweet Google+

Instituto de Estudios Internacionales

Prof. José Miguel Ahumada lanza nuevo libro

Compartiendo autoría con Eszter Wirth y Fernando Sossdorf, en este trabajo -realizado con el Fondo de Cultura Económica Chile- el académico del IEI analiza la experiencia nórdica como ejemplo de desarrollo. El lanzamiento contó con los comentarios de la economista Stephany Griffith-Jones y el candidato presidencial Gabriel Boric.

Profesor José Miguel Ahumada, uno de los autores de “La Lección Nórdica.

Profesor José Miguel Ahumada, uno de los autores de “La Lección Nórdica".

Stephany Griffith-Jones tuvo a su cargo la presentación del libro.

Stephany Griffith-Jones tuvo a su cargo la presentación del libro.

El Diputado Gabriel Boric tuvo elogiosas palabras para el contenido de este trabajo.

El Diputado Gabriel Boric tuvo elogiosas palabras para el contenido de este trabajo.

Enlaces relacionados
Ver Lanzamiento (Facebook FCE)

“Los países nórdicos son un buen ejemplo de cómo, partiendo de posiciones periféricas y de relativo atraso, se pueden iniciar transformaciones que conducen al desarrollo. Estas experiencias constituyen lecciones muy esperanzadoras para naciones como Chile, demostrando que se puede combinar un profundo dinamismo de crecimiento inclusivo, estado de bienestar y estabilidad democrática”.

Con estas palabras, la destacada economista Stephany Griffith-Jones presentó, la tarde de ayer, “La Lección Nórdica. Trayectorias de desarrollo en Noruega, Suecia y Finlandia”, última publicación del Coordinador del Magíster en Desarrollo y Cooperación del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, profesor José Miguel Ahumada, quien compartió autoría con la profesora Asistente de la Universidad Pontificia Comillas y analista de Economía Internacional, Eszter Wirth, y el Senior Consultant en ECLAC, Fernando Sossdorf.

Sobre el contenido del libro, Griffith-Jones destacó que la obra analiza la experiencia de tres países que tienen similitudes iniciales con Chile, como sus bajos niveles de ingreso, y que en un período de tiempo muy acotado alcanzaron un desarrollo muy importante, con una excelente distribución del ingreso, con altísima inversión en investigación y desarrollo, y con democracias consolidadas.

“Finlandia, Noruega y Suecia, tienen un Gini (medida económica que sirve para calcular la desigualdad del ingreso que existe en un país o territorio) inferior al 25%, mientras que Chile tiene el 44%. En este sentido, es necesario señalar que estas naciones se desarrollaron con un importante rol del Estado. Algunos partieron con una reforma agraria que mejoró la distribución del ingreso y proveyó mercados a una industria naciente. A ello se suma una inversión pública significativa en desarrollo social, a través de salud, educación y pensiones, al tiempo que también invertían fuertemente en transformación y diversificación productiva, pasando de la etapa de exportación de recursos naturales a una estructura altamente sofisticada y compleja”, explicó la economista.

Gabriel Boric

Por su parte, el diputado y candidato presidencial por el pacto Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, definió el trabajo de los autores como tremendamente pertinente, al proponer -a su juicio- una discusión muy estimulante.

“Los acérrimos defensores del modelo chileno de los últimos 40 años tienden a ver con distancia el ejemplo de los países nórdicos. Y uno de los grandes valores de este libro es que nos ayuda a ver que la transformación es imposible”, afirmó.

Asimismo, explicó que muchas veces cuando se analiza el modelo chileno como trayectoria exitosa hacia el desarrollo, se hace a partir de elementos importantes, pero estáticos, como la superación de la pobreza y apertura al mundo. “Ambas cosas -como bien se señala en el libro- no fueron de la mano con cambios profundos y significativos, como la consolidación de una matriz productiva, derechos sociales, especialización en áreas intensivas del conocimiento y sostenibilidad ambiental, que garantizaran un estado de bienestar en el largo plazo. En otras palabras, el crecimiento del ingreso per cápita en Chile no fue sinónimo de desarrollo económico”, sentenció.

  • Compartir:
    https://uchile.cl/u181094
Su mensaje fue enviado correctamente
Nombre del Destinatario:
E-mail destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: