Entrevista: Carlos Muñoz, Coordinador de Extensión DIC entre 2017- 2021

¿Qué te motivó a venir a Santiago, y cómo fue el cambio de pasar de Curicó (150 mil hab) a Santiago (8 millones hab)?


Tengo una personalidad muy inquieta, por lo tanto, Santiago calza en algunos aspectos con ello, estas y otras razones me motivaron a moverme y tener una nueva experiencia personal y profesional, es un lugar donde logré ampliar el conocimiento desde diferentes áreas y crear redes que hasta el día de hoy mantengo. Santiago va más rápido que el resto de las ciudades, se siente y percibe en los distintos espacios, sin embargo, este factor y el número de habitantes nunca fueron un problema, pues todo espacio, barrio y sector posee una dinámica distinta, creo que hay que tener la disposición a habitar cada territorio. Creo que lo que puedo mirar desde retrospectiva, tiene relación con que vivir y trabajar en Santiago me hizo reafirmar el aumento del centralismo en todos los ámbitos, el desafío de descentralizar este país es gigante y mientras sigamos mirando a Santiago como un todo y no como parte de un mismo país nos costará avanzar hacia esa dirección.
¿Qué le dirías a egresados y egresadas de civil para qué se animen a volver a sus regiones?
Durante los años como coordinador de extensión y vinculación con el medio tuve la oportunidad de relacionarme desde diferentes ámbitos con las y los estudiantes, creo que muchos tienen la inquietud de tener experiencias laborales tanto dentro como fuera del país y quizás viene dado por fenómeno de apertura de las comunicaciones y relaciones que hemos sostenido a través de las redes sociales y otros medios de comunicación, pienso que las nuevas generaciones tienen mucha curiosidad y están siendo cada vez menos temerosos con las decisiones profesionales que hay de por medio. Así, creo que mi llamado sería a explorar opciones, probar y también a tener mucha paciencia, porque la dinámica actual nos ha llevado a pensar que todo debe ser en el instante, inmediato y casi prematuro, además que uno tiene la opción de ir, volver y así sucesivamente desde las diferentes experiencia, nada puede ser tan tácito y rígido, las otras regiones del país (fuera de la Metropolitana) tienen que contar con personas y profesionales diversos para enfrentar los desafíos de cada territorio, en Chile hay quienes cuentan con herramientas y capacidades extraordinarias para hacer los cambios, quizás el llamado sería a que las instituciones públicas y empresas privadas comenzaran a abrir sus estrategias hacia regiones y enriquecer la búsqueda de soluciones con un espectro más amplio de posibilidades para quienes recién están egresando de sus carreras.

Después de este tiempo en el Departamento, ¿Qué te evoca la palabra ingeniería civil?


Creo que podría condensar todo en tres palabras: Complejidad, resolución y desarrollo. Estas 3 palabras creo que hoy en día ocupan un lugar importante y relevante en la situación actual que nos encontramos como sociedad, donde están ocurriendo varios cambios de manera rápida y simultánea, ya sea desde los aspectos sociales a los tecnológicos. De esta forma, creo que uno de los desafíos para esta y otras disciplinas es conversar más aún con otras áreas de la sociedad, ya sean que estén dentro de la Universidad o fuera de ella, pienso que las soluciones que hoy se requieren en cada país son complejas, y uno de los escenarios y oportunidades que tiene la educación superior es acercarse más hacia la sociedad y su conjunto, en el tiempo que estuve en esta área se puede apreciar que las personas e instituciones sí quieren saber mucho lo que se hace desde la ingeniería civil, y creo que ahí la extensión juega un rol fundamental a la hora de generar estos vínculos a través de distintas metodologías.
Como sociedad creo que no podemos desconocer el trabajo y avances que ha hecho la ingeniería civil desde sus diferentes áreas, hay situaciones a diario que vemos donde está presente: el saneamiento de aguas, el que no se venga un edificio abajo o los estudios para mejorar el transporte público. Por esta y otras razones, es que hay una gran oportunidad de explorar otras formas de comunicar y dar a conocer el quehacer de la ingeniería civil.

¿Cómo crees que nos ven desde el mundo profesional?, tanto como institución y como a las y los profesionales que egresan anualmente.

En lo que pude apreciar durante los últimos 5 años es que hay una mirada bastante positiva hacia el Departamento y también con la Universidad de Chile, nunca dudan en ponerse en contacto para llevar a cabo diferentes actividades e iniciativas, pienso que aún se observa como un lugar donde pueden conversar distintos puntos, lo cual es muy positivo y cumple con los propósitos en lo que está establecido la Institución. Tuve la oportunidad de entrevistas y generar contactos con egresados y egresadas de distintas generaciones, y existe un compromiso casi implícito con el Departamento, ya sea de recibir sugerencias, mejoras y desafíos como de establecer vínculos. Por otra parte, creo que el desafío va en dirección a ser quizás menos rígidos y mirar más hacia los y las estudiantes, creo que tienen muchas cosas que decir, hoy en un ambiente de estudios y prácticas virtuales cambió totalmente el panorama y expectativas que quizás tenían, hay que buscar lugares en común para que las antiguas y nuevas generaciones puedan dialogar más frecuentemente.

¿Cuáles son los aportes más significativos que genera el grupo de Extensión y Vinculación con el Medio que lideraste por 5 años?


Muchos, es un área “miscelánea” que atiende muchas aristas al mismo tiempo, algunas más implícitas que otras, sobre todo la vinculación que es un factor que no se puede medir de manera cuantificable, además es un área que se está incorporando recientemente en varias unidades académicas, ya sea en planes de estudio como también parte de la línea de gestión. Creo que lo fundamental es que hemos puesto en urgencia aquellos temas que muchas veces cuesta centralizar y gestionar desde una sola unidad. Los aportes han sido desde el desarrollo de comunicaciones, nexos y proyectos para y con la comunidad de ingeniería civil estudiantil, difusión y divulgación de las ciencias, y otros proyectos que van más desde lo operativo. Desde mi punto de vista, pienso que estamos al debe en una orgánica más amplia de estos temas y que existan aspectos que crucen con el plan de estudios de los y las estudiantes. La extensión debiese ser parte fundamental del desarrollo profesional, porque hay una apertura hacia diferentes ámbitos, hoy los y las estudiantes quieren depositar sus ideas y sentir que la institución les apoyo en ello, obviamente las inquietudes son diversas y la oportunidad de ello es que esas ideas puedan confluir en proyectos concretos. El área tiene mucho que decir, puesto que parte de sus funciones es dar apoyo transversal al quehacer universitario y otorgar soluciones que nos puedan hacer llegar a diferentes lugares de la sociedad.
Me voy con la sensación que durante los últimos 5 años, realizamos cambios significativos para el Departamento en el ámbito de las comunicaciones, extensión y vinculación, creo que es necesario que existan áreas que puedan tener este rol transversal, donde participen estudiantes, profesores y funcionarios, es como un punto de encuentro.

Compartir:
https://uchile.cl/u182519
Copiar