Muestra curada por arquitectos de la Universidad de Chile

Pabellón de Chile en la Bienal de Arquitectura de Venecia 2021 llega al MAC Parque Forestal

En su última versión, la Bienal de Arquitectura de Venecia reflexionó en torno a la pregunta ¿Cómo viviremos juntos? Bajo esa interrogante, el Pabellón de Chile expuso la experiencia comunitaria de la población José María Caro, a través de pinturas que se encuentran contenidas dentro de un gran volumen de madera de pino azul, que hoy se instaló para Chile en el hall del Museo de Arte Contemporáneo (MAC) Parque Forestal. 

“Para el MAC es muy relevante contar en su programación con este proyecto interdisciplinar, el cual convoca a distintos saberes y conocimientos. Es muy importante porque vincula diversas tramas a las cuales nosotros queremos llegar, nos interesa mucho lo que está pasando con este proyecto con la comuna de Lo Espejo, con sus vecinos. Es un proyecto que nos representó en Venecia y también habla de la necesidad de generar estas vinculaciones, estos cruces que van más allá de nuestras propias disciplinas y es ahí donde el arte contemporáneo debe estar: en el cruce diverso, amplio y generoso”, señaló Daniel Cruz, director del MAC.

La muestra, curada por los arquitectos de la Universidad de Chile Emilio Marín y Rodrigo Sepúlveda, y comisariada por Cristóbal Molina del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, se construye sobre la base del trabajo colectivo realizado en torno a la población José María Caro, donde la autoría se diluye en la comunidad.

Para esta instalación, un grupo de pintores e historiadores tomaron una serie de relatos del barrio que comprende las comunas de Lo Espejo y parte de Pedro Aguirre Cerda, en el sur de Santiago, para transformarlos en imágenes que evocan espacios, recorridos y testimonios pasados y presentes dentro de la comunidad. En total, son 500 testimonios los que se transformaron en 500 óleos sobre tela.

Sobre la iniciativa, el decano de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU) de la U. de Chile, Manuel Amaya, comentó que "el Pabellón muestra a través de cuadros el pasado, presente y futuro de la población José María Caro, sintetizando un largo, arduo, responsable y profesional trabajo realizado por los autores con la comunidad y plasmando la visión de los mismos pobladores.  A nivel arquitectónico, el volumen que contiene la exposición genera una gran especialidad que muestra a través de un mosaico las imágenes. A su vez, el exterior se manifiesta como un volumen escultórico al interior del hall del museo, y su color azul se complementa y le imprime un sello único dentro de su contexto espacial. Para la Universidad de Chile, como universidad pública, es muy importante que el aporte de nuestros académicos y profesionales a la disciplina sean expuestos a la comunidad y al país en un lugar tan emblemático como el Museo de Arte Contemporáneo". 

El proyecto responde a la pregunta de partida de la Bienal ¿Cómo viviremos juntos? Esto implica una reflexión sobre experiencias de cómo hemos vivido los distintos ciclos políticos e históricos presentes en el territorio que se habita y cómo la memoria permite mirar nuestro pasado y, desde ahí, prospectar una mirada en conjunto. Sobre esta invitación, la vicedecana Facultad de Artes, María Verónica Canales, sostuvo que “la pregunta que planteó la Bienal nos hace reflexionar sobre el pasado y el presente, cómo hemos habitado nuestro territorio. Particularmente, miraba Santiago, que tiene un modelo fragmentado, desigual, dividido en clases sociales, reflejo de un sistema neoliberal. ¿Cómo viviremos juntos y juntas? Justamente esa es la gran pregunta que nos tenemos que hacer y, en ese sentido, es muy emocionante que este proyecto se haya centrado en la experiencia urbana de la Población José María Caro, representar sus vivencias, su historia, sus barrios, su comunidad y su gente”.  

Para los curadores, el territorio elegido es un referente por su capacidad de resiliencia, ya que ha logrado sortear importantes adversidades gracias a la solidaridad y organización comunitaria. Un ejemplo local para problemas que afectan a gran parte de la humanidad.

“La Población José María Caro es una población emblemática, un plan urbano de fines de los años 60 que dio una solución habitacional al problema que enfrentaba Santiago luego de un masivo éxodo rural. El lugar vivió desde sus inicios momentos de crisis, marcado por el abandono del Estado. Esto obligó a los pobladores a organizarse para poder salir adelante, y dio una identidad propia a los habitantes de la población”, destacó Emilio Marín.

Por su parte, Rodrigo Sepúlveda, junto con agradecer la oportunidad de presentar la exposición en el MAC, comentó acerca del significado de la misma. “Tiene que ver con la visibilización de un territorio, que muchas veces está en nuestro olvido, pero son experiencias importantes. Son problemas locales que responden a preguntas globales y eso creo que, desde la arquitectura, es una oportunidad para todas y todos poder visibilizarlo y entenderlo. Son testimonios de gente común, como nosotros, que viven procesos amplios, políticos, sociales, económicos, culturales, urbanos, y que, al ponerse de acuerdo, han podido permanecer en el tiempo”.

En la ceremonia de inauguración, realizada el martes 18 de enero, también estuvieron presentes la alcaldesa de Lo Espejo, Javiera Reyes, junto con vecinas y vecinos de la Población José María Caro, así como el coordinador del Área de Arquitectura del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Cristóbal Molina.

“Para las vecinas y vecinos que nos acompañan hoy, es un tremendo orgullo que sus historias de vida, que las historias de tantas generaciones, estén plasmadas en una exposición que no solamente podemos tenerla acá, sino incluso ha llegado a Venecia, y eso es algo que nos enorgullece, porque para nuestra comuna no es normal que se visibilice la historia y vida de nuestras poblaciones. La Comuna de Lo Espejo ha sido un territorio perjudicado por el modelo neoliberal y eso nos da la tremenda responsabilidad de poder atrevernos a cambiar nuestra realidad”, puntualizó Javiera Reyes.

Finalmente, Cristóbal Molina detalló que la participación de Chile en la Bienal de Arquitectura de Venecia, "es el quinto Pabellón llevado a bienales a través de un concurso público, abierto para seleccionar las ideas más potentes para poder representar a Chile en estas importantes instancias internacionales. Este esfuerzo, en parte tiene que ver con el trabajo de muchas personas, quiero destacar especialmente el jurado que seleccionó esta propuesta: la paraguaya Gloria Cabral, el español Moisés Puentes, y diferentes arquitectos chilenos”.

El Pabellón "Testimonial Spaces" busca promover recuerdos, anhelos, tácticas de espacios de una vida integrada, de una ciudad que resulta de un inventario lleno de estereotipos, donde las arquitecturas, imaginarios cotidianos, espacios comunes y las circunstancias vuelven a construir una ciudad viva: una casa, una plaza, la feria, la cancha, el barrio, el vivir junto a otros. 

Exhibición: "Testimonial Spaces". Pabellón de Chile Bienal de Arquitectura de Venecia 2021

Fecha: 19 de enero a 27 de enero (reapertura en marzo) Inauguración: 18 de enero, a las 18:30 horas.

Lugar: MAC Parque Forestal

Compartir:
https://uchile.cl/u183725
Copiar