Actualización proyecto de habilitación

Un nuevo espacio comunitario para nuestra Escuela

Como una inquietud surgida desde los claustros triestamentales  realizados durante el año 2018, se planteó la necesidad de contar con espacio comunitarios que permitan la convivencia y el dialogo fluido entre los integrantes de nuestra comunidad.

Tal como explica Katherine Rivas Coordinadora del Comité de Bienestar, Calidad de Vida y Sentido de Comunidad de nuestra Escuela, el trabajo ha continuado con los equipos directivos “fue así como en el transcurso del año 2019, en un trabajo conjunto entre la dirección a cargo de la Dra. Verónica Iglesias y el Comité de Bienestar, se definió avanzar en una propuesta que respondiera al fortalecimiento de la participación y la convivencia entre las personas que componen la institución, para lo cual se incorporó al equipo el arquitecto Rodolfo Mejías”.

En este sentido, la llegada del especialista permitió el desarrollo de distintas instancias participativas triestamentales desarrolladas con apoyo del Comité de Bienestar en la organización de los talleres y de la Coordinación de Comunicaciones de la Escuela en materia de diseño y difusión. Esto permitió recabar elementos relevantes sobre cómo la comunidad imaginaba un espacio donde se pudiera compartir “coexistiendo el quehacer académico y espacios de encuentro, con entornos más humanizados, confortables, amigables y flexibles, privilegiando los ambientes para la convivencia. Información que fue plasmada en una propuesta presentada y aprobada en el Consejo de la Escuela en enero de 2020” detalla Katherine.

La continuidad en el desarrollo de este proyecto ha sido un hilo conductor durante el último tiempo, logrando así una nueva actualización a esta idea que se enmarca en la preocupación permanente por incorporar medidas para la  accesibilidad a sus dependencias a personas en situación de discapacidad y con movilidad reducida.

 En este contexto, el actual Director, Dr. Oscar Arteaga, propuso que la actualización del proyecto contemplara además soluciones orientadas a facilitar el acceso desde el ingreso con ramplas o similares, lo que se traduce en una acción concreta de inclusión, de mejora en la calidad de vida y el bienestar de las personas.

Esta última versión de la propuesta, fue presentada el pasado miércoles 11 de mayo al actual Consejo de la Escuela, teniendo una muy buena acogida por parte de todos sus integrantes. Esta presentación permitió conocer el proyecto en detalle que incluiría la intervención del pasillo exterior de la biblioteca así como el pasillo externo de la sala 211.

El proyecto contempla crear espacios que permitan mantener no sólo el flujo actual de estudiantes sino sumar a la comunidad para en el futuro poder utilizar las áreas para desarrollar encuentros más amplios, siempre incluyendo áreas de descanso y estudio con mobiliarios y luminarias modernas y más amigables con el espacio, procurando no intervenir ni modificar la estructura general por considerarse éste un edificio con aporte patrimonial.

“Con estas instancias seguimos con el anhelo de habilitar un espacio comunitario, centrado en las personas, donde el diálogo, la solidaridad y el respeto mutuo se constituyan en pilares fundamentales para vincularnos como colectividad” finaliza Katherine Rivas Coordinadora del Comité de Bienestar, Calidad de Vida y Sentido de Comunidad.

Compartir:
https://uchile.cl/u186425
Copiar