Vocación docente: 48 nuevos profesores de la Universidad de Chile

"Si nos va bien en el aula, nos va a ir bien como país". Con estas palabras, el rector de la Universidad de Chile, Víctor Pérez Vera, alentó a los 48 nuevos profesionales que recibieron su Licenciatura en Educación y su título como Profesores de Enseñanza Media, en la ceremonia que el Departamento de Estudios Pedagógicos de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad celebró el pasado 24 de julio en Casa Central.

El rector Pérez Vera estuvo acompañado por el decano de la Facultad, Jorge Hidalgo; el secretario general de la Universidad de Chile, Roberto La Rosa; el Prof. Lino Cubillos, director del Departamento de Estudios Pedagógicos; y el Prof. Alejandro Ramírez, director de la Escuela de Pregrado de la Facultad de Filosofía y Humanidades.

En la ocasión, la máxima autoridad universitaria relevó el hecho de que la profesión docente tiene que ver con el amor, el cariño, la nobleza y la comprensión por los niños, agregando que "a través de ustedes, la Universidad de Chile se proyecta" hacia la sociedad.

En el aula, sostuvo, "hay niños y niñas que esperan que el profesor y la profesora les cambie la vida, sobre todo en sectores vulnerables", y reconoció la necesidad de formar más profesores.

Asimismo, dijo que por supuesto a los niños les hace falta más matemáticas, química, biología, u otras materias, pero que muchos tienen una necesidad más importante y sin distingo social: la carencia afectiva. En este sentido, enfatizó que muchos de los nuevos profesores presentes podrían hacer la diferencia por el bien de los niños.

"Alto grado de complejidad"

El profesor Lino Cubillos recordó que hace 15 años la Universidad de Chile retomó la responsabilidad de formar docentes. Se trata de una comunidad, agregó más adelante, "tremendamente impactada" por la "reducción de las exigencias" para hacer clases derivadas de la aprobación del Artículo 46 Letra C de la Ley General de Educación.

Señaló también que en la docencia hay un "alto grado de complejidad", y que el Departamento forma profesores con atributos propios de la Universidad de Chile: críticos, con una visión amplia de su cultura, y con sentido pluralista y democrático.

Destacó la creación del Centro de Estudios Avanzados en Educación como un hito importante para esta carrera, tal como la transformación reciente del Centro de Estudios Pedagógicos para pasar a ser el actual Departamento de Estudios Pedagógicos, o la obtención de acreditación por cinco años.

"Con su actuar, confirman que estudiar pedagogía no es algo que esté pasado de moda o sea innecesario", expresó finalmente a los nuevos profesionales.

Posteriormente, el secretario general de la Universidad, Roberto La Rosa, tomó el juramento de los egresados.

Sello pluralista

En nombre de los titulados, Carolina González reflexionó en torno a la labor pedagógica enfatizando que el trabajo docente utilizado en el Departamento de Estudios Pedagógicos de la Universidad de Chile está basado en el diálogo.

Recalcó también el sello pluralista que define a los egresados de esta sede, apuntando que en el "breve paso por el CEP, vivimos lo académico y lo humano a gran escala".

Decano Hidalgo: "Estamos reconociendo a la pedagogía un espacio propio"

Al cierre de la ceremonia, el decano Jorge Hidalgo sostuvo que el cambio de Centro a Departamento de Estudios Pedagógicos es "sumamente importante porque implica que la actividad pedagógica tiene el mismo status que el resto de las disciplinas, igual que la historia, la literatura, la lingüística, la filosofía. Estamos reconociendo a la pedagogía un espacio propio, un espacio de desarrollo académico y un también de exigencia en términos de investigación y docencia".

"Nosotros estamos conscientes de que no podemos volver al modelo del Instituto Pedagógico, donde en el mismo lugar estaban contenidas todas las disciplinas y todos los ámbitos del saber, una pequeña universidad. Acá nosotros pensamos que nuestra Facultad tiene que entregar lo que le es propio. Vamos a entregar las disciplinas que nos corresponden por nuestra orientación humanista, pero también vamos a entregar la formación pedagógica a cualquier egresado de cualquier licenciatura que quiera hacer la pedagogía en la Universidad de Chile", agregó.

"Ahora, nuestro propósito es que eso crezca significativamente para que en este momento este ‘rasguñón' en el agua que estamos haciendo con los egresados que estamos teniendo, se convierta en una verdadera tormenta que cambie Chile", concluyó el decano.

La experiencia de los titulados

Sebastián Figueroa es licenciado en Química y el viernes se tituló como profesor: "Nosotros veníamos del área científica y pasar al área humanista era distinto", apuntó, valorando sobre todo "la formación que nos dieron en el sentido investigativo dentro del aula de clases. Poder indagar cuáles son las necesidades que existen en el colegio, es el sello que nos dio el Centro de Estudios Pedagógicos, ahora Departamento de Estudios Pedagógicos".

Él hizo su práctica en el Liceo Confederación Suiza. Estuvo un año ahí. "Ahora no estoy ejerciendo. Estoy trabajando en el Ministerio de Educación", explicó Sebastián.

Ana Zelada hizo su práctica en el mismo colegio. A su juicio, con el Departamento de Estudios Pedagógicos "se va a poder fortalecer en la Universidad de Chile todo lo que tiene que ver con la para educación".

Ella también es licenciada en Química. Para ella, comenzar a ver materias humanistas fue un cambio complejo, "pero eso no significa que no se pudiese realizar: obviamente, después con harta satisfacción de saber que se podía hacer sin problemas".

Edición: Universia / RR

Fuente: Universidad de Chile

Compartir:
https://uchile.cl/u58584
Copiar