Lobby: Proyecto incompleto

Señor Director:

En una excelente columna de opinión sobre el lobby, el profesor de Economía de la U. de Chile Eduardo Engel explicó que la OCDE recomienda fiscalizar con determinación el lobby, que los lobistas tienen que hacer pública información relevante de su actividad, incluyendo sus clientes, su información financiera y los destinatarios de su lobby, y que la regulación del lobby busca crear una cultura de integridad.

Lamentablemente, el proyecto del Gobierno, que tanto defiende el ministro Cristián Larroulet, no incluye las principales recomendaciones de la OCDE, al mantener en la oscuridad los clientes de las agencias de lobby, sus finanzas y los destinatarios del lobby.

A diferencia de lo que dice el ministro, su proyecto es formal e incompleto. Hay que incorporar lo que dice la OCDE e informar sobre los sujetos activos y pasivos del lobby. Es decir, las autoridades tienen que informar de todo el lobby que reciben, sea en reuniones formales o sociales, y a través de cualquier medio tecnológico.

La gravedad del tema es que las agencias de lobby no sólo realizan tráfico de influencias, como dice el ministro, sino que tráfico de información, influencia y dinero, lo que violenta la voluntad democrática a favor de unos pocos.

Víctor Pérez Vera
Rector U. de Chile

 

 

Compartir:
https://uchile.cl/u91599
Copiar