Historias de Huechuraba se suma a La U Invita

Patrimonio cultural e histórico: Vive experiencias territoriales en la zona norte de Santiago

Para fomentar los lazos que relacionan a la comunidad universitaria con la diversidad territorial , La U Invita inaugura el 2022 con un nuevo vínculo: el proyecto “Historias de Huechuraba. Este nuevo espacio realiza periódicamente recorridos por la zona norte de Santiago, investigando y difundiendo el patrimonio histórico y cultural de este territorio.

La iniciativa creada el 2016 por el investigador Juan Carlos Arellano se ha preocupado de indagar la zona a partir de su legado histórico y cultural, destacando hitos de la zona, como el descubrimiento de restos arqueológicos de megafauna, evidencias de la influencia Inca en Santiago, los procesos de canalización de aguas y distribución de tierras desde la colonia española, la presencia de leyendas populares como la famosa Quintrala y las consecuencias de la reconfiguración de los planos reguladores de la capital en dictadura.

“Me encontré con que en este pequeño fajo de tierra había animales prehistóricos y habían llegado los conquistadores. Aquí se hizo la pólvora en Chile y, pocos años después, empieza el desarrollo de la Independencia, cuando los hermanos Carrera vinieron en 1814 a destruir estos molinos de pólvora. ¿Dónde pasó todo esto? En el mismo barrio en el que vivo y he vivido toda mi vida”, sostiene Juan Carlos Arrellano al describir algunas de las razones que le motivaron a iniciar el proyecto.

“Lo especial de este espacio es que no se queda en acciones como conversatorios o foros, sino que nos permite conocer desde nuevas perspectivas mientras nos adentramos en túneles escondidos, recorremos los cerros de Huechuraba y observamos el valle de Santiago”, sostiene Valentina Vásquez, encargada de Alianzas Estratégicas de La U Invita. Además, agrega: “esto nos entrega una experiencia de vinculación territorial en la que podemos observar nuestra historia desde una perspectiva no explorada por los circuitos patrimoniales más tradicionales, es decir, desde una mirada periférica de la ciudad”.

Con esta nueva articulación, La U Invita responde al desafío de diversificar los temas y enfoques que tienen los espacios con los cuales se vincula periódicamente, respondiendo a las múltiples identidades y orígenes del universo estudiantil. En lo concreto, Historias de Huechuraba representa la oportunidad de acercar territorialmente a las y los estudiantes con su entorno.

“Es una instancia muy interesante, no solo para quienes disfrutan de aprender historia, sino para todes quienes tienen arraigo en la zona norte de Santiago, porque sus familias viven aquí o porque estudian cerca, pensando en el campus Eloísa Díaz, por ejemplo”, asegura Valentina Vásquez. Por su parte, Arrellano también reconoce el impacto que están generando los contenidos del proyecto, los cuales ya se materializaron en un libro: “En redes sociales las publicaciones no dejan de tener 70 mil u 80 mil visualizaciones. Ahí entendí que esta es una forma de acercar la historia a la gente común y corriente a través de su experiencia personal”.

La invitación a participar de este nuevo vínculo será a través de distintos recorridos gratuitos por la zona, los cuales serán informados por las redes sociales de La U Invita. Además, prontamente, se dará a conocer el nuevo convenio con beneficios exclusivos para la comunidad estudiantil.

“Esta es una tremenda oportunidad de explicar a las y los asistentes, a través de su experiencia personal, la importancia que tiene el lugar donde viven o estudian, para que se sientan orgullosos de ello. Por ejemplo, yo nací en una toma y nunca pensé que donde nací había pasado tanta historia”, culmina el creador del proyecto ante la futura participación estudiantil.

Finalmente, el equipo de La U Invita también agradece la proyección de este vínculo desde el 2022: “las experiencias que nos entrega este proyecto también nos inspiran a pensar en nuestros propios territorios, a querer involucrarnos y participar activamente en la construcción de comunidades y ciudadanías que reconozcan su pasado e influencias históricas”, afirma su encargada de Alianzas Estratégicas.

Por último, el Programa cultural de la DIRBDE seguirá esta línea de trabajo durante este nuevo ciclo, sumando espacios nuevos con propuestas innovadoras, las cuales apunten a generar formas alternativas de construir ciudadanía en áreas como medioambiente, feminismo, multiculturalismo, entre otros.

Compartir:
https://uchile.cl/u184473
Copiar