Desertificación y degradación de las tierras: expertos alertan sobre compleja realidad mundial

Este viernes 17 de junio y en el marco del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía establecido por Naciones Unidas , se llevó a cabo el Seminario Online “Desertificación y degradación de las tierras”, organizado por  el Centro de Análisis de Políticas Públicas (CAPP) del Instituto de Asuntos Públicos. 

Al encuentro asistió el coordinador del Mapa Mundial de la Desertificación, Michael Cherlet, la ex directora del Instituto de Zonas Áridas de Argentina, Elena María Abraham y moderó la sesión el investigador del CAPP, César Morales

“El cambio climático y la degradación de las tierras constituyen un problema central para la humanidad. Tenemos aproximadamente poco más de la mitad de las tierras del mundo que están en la categoría de tierras degradadas y desertificadas. En esas tierras viven 2600 millones de personas de las cuales la mayor parte son campesinos pobres o muy pobres”, aseguró el investigador del CAPP, César Morales en sus palabras de inicio. 

Este seminario abordó la problemática de la desertificación de las tierras y su distribución mundial, asimismo, los expertos alertaron sobre el cambio climático,  el uso de agua y cómo la desertificación tiene estrecha relación con los países ricos y pobres. 

"Sabemos que la degradación de la tierra es un efecto del uso de la tierra local. Claramente existe un impacto a nivel global pero tenemos que saber localmente donde pasa eso, mapear esa degradación”, aseguró  el coordinador del Mapa Mundial de la Desertificación, Michael Cherlet en su presentación. 

En esa misma línea, el experto quiso reflejar la situación actual y mostró distintos mapas sobre la productividad de la tierra, la pérdida de carbono orgánico del suelo, los recursos de aguas superficiales, evidencia de convergencia, entre otros. 

“Existen conclusiones mundiales que el uso de fertilizantes es deficiente en muchos territorios, hay un bajo nivel de cultivo de insumos que coincide con una disminución persistente de la dinámica de la productividad de la tierra que es preocupante (...) pero se necesita información contextual para interpretar bien y para decidir sobre problemas y soluciones”, agregó Michael Cherlet. 

Finalmente,  aseguró que “una forma de promover la paz es promover la gestión sostenible de la distribución equitativa de los recursos. Esta es una base muy importante políticamente para estar seguros, orientarse y decidir que tenemos que hacer algo para mantener la paz, sobre todo en estos tiempos que se muestra que no son fáciles sino más bien, precarios”, dijo el integrante del Mapa Mundial de la Desertificación.

En tanto la ex directora del Instituto de Zonas Áridas de Argentina, Elena María Abraham, se centró en las tierras secas y realizó un análisis sobre  sus fortalezas, restricciones, desafíos y oportunidades. 

“La línea de brand es un coeficiente que separa los países ricos de los países pobres. Lamentablemente la mayor parte de las tierras secas del mundo se extienden sobre países en vías de desarrollo o países pobres, donde la mayor parte de las personas que viven son víctimas de estos procesos de desertificación, entendiendo la desertificación como la pérdida a largo plazo de su capacidad de soporte para la producción de bienes y servicios”, aseguró Elena María Abraham. 

De esta forma, la experta explicó que las tierras secas proveen múltiples beneficios para la biodiversidad, almacenamiento de carbono, turismo, energía, recursos hídricos y producción de alimentos. No obstante, son vulnerables a enfrentarse a la desertificación, desastres naturales, cambio climático, escasez de agua e inseguridad alimentaria, por lo que se debe reconocer su potencial económico y sociocultural. 

En la base de la gobernanza de las tierras secas debe estar la equidad social y ambiental, la participación, organización y empoderamiento de los grupos y poblaciones vulnerables.  Es responsabilidad de los gobiernos. Nosotros también hemos fracasado en generar políticas públicas que ayuden a estos grupos excluidos que ya han sido expoliados de sus recursos naturales a través de la desertificación y degradación de tierras”, afirmó  la ex directora del Instituto de Zonas Áridas de Argentina. 

Ve completa esta presentación aquí

Compartir:
https://uchile.cl/u187731
Copiar