U. de chile lidera adjudicación de Concurso Fondef IDeA I+D 2022

Nuevas metodologías educativas, monitoreo en depósitos de relaves, salud dental para la población adulta y terapia génica para el tratamiento de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), son solo algunos de los temas que desarrollará la Universidad de Chile con la adjudicación de 16 proyectos de investigación del Concurso IDeA I+D del Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondef). De esta manera, la Casa de Bello lideró la lista de instituciones con mayor cantidad de proyectos adjudicados, por lo que académicos y académicas de la UCH se refirieron a la importancia de fomentar la investigación a través de este tipo de financiamientos.

El Concurso IDeA I+D de Fondef tiene como meta apoyar y promover el desarrollo de la investigación científica y tecnológica otorgando fondos para investigaciones aplicadas que tengan un impacto económico y social.  En este contexto, las facultades que lograron conseguir este apoyo monetario fueron las de Ciencias Agronómicas, Ciencias Veterinarias, Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM), Filosofía y Humanidades, Medicina, Odontología, el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) y la Vicerrectoría de Asuntos Académicos (VAA).

Destacando la diversidad de iniciativas presentadas por la Universidad de Chile, el director de Investigación de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo (VID), Andreé Henríquez, señaló que estas adjudicaciones son la demostración de la alta calidad de investigación que realizan los investigadores e investigadoras de las distintas facultades.

“Podemos observar cómo cada uno de estos proyectos se liga con problemáticas nacionales y globales, comprometiéndose con aportar al desarrollo económico, social y medioambiental, reflejando el compromiso de la Universidad de Chile con el país”, afirmó Henríquez, agregando que “este logro nos debe enorgullecer, pero aún existe el desafío de aumentar el presupuesto nacional para la ciencia y la tecnología en el país que permita apoyar iniciativas que aún quedan sin financiamiento.

Algunos de los proyectos

Como reflejo del trabajo interdisciplinario que realiza la Casa de Bello, algunos de los proyectos adjudicados buscan enfrentar los desafíos que presenta la educación en Chile, principalmente los que refieren a los procesos de aprendizaje de los y las estudiantes desde distintas áreas de estudio.

Para cumplir la misión de contribuir a mejorar la educación científica en Chile, nace en el 2016 el programa de educación científica Mentes Transformadoras, desarrollado por el Instituto de Neurociencia Biomédica (BNI) de la Facultad de Medicina. Este programa será el encargado de llevar a cabo el estudio denominado “MentesTransformadoras: conectando el quehacer científico nacional con las comunidades educativas. Aplicación y evaluación de un modelo de educación científica basado en la indagación”.

El objetivo general  de esta iniciativa es el desarrollo, implementación y evaluación del programa de desarrollo profesional docente “Mentes Transformadoras'' en tres comunidades educativas de Linares, buscando contribuir en la enseñanza de las ciencias, conectando el quehacer científico con los y las profesoras y sus estudiantes. Esto a través de una nueva estrategia educativa, evaluando sus fortalezas, debilidades y las posibilidades de replicabilidad a nivel nacional.

Para Gabriela Martínez, investigadora a cargo del proyecto y directora de Extensión y Educación del BNI, es importante que a medida que existan nuevos desafíos en la sociedad, se generen nuevas metodologías que respondan a estos. “El proceso de enseñanza de aprendizaje es un proceso dinámico, por lo que es importante el desarrollo de nuevas metodologías que permitan manejar de mejor forma el desarrollo de estas nuevas habilidades, permitiendo que los individuos que terminen los procesos de escolaridad estén mejor preparados para la sociedad y también que sean un mayor aporte para esta misma”, finalizó Martinez.

En esta línea,  el Centro de Estudios Saberes Docentes de la Facultad de Filosofía y Humanidades, estará a cargo del proyecto “Una nueva rendición de cuentas para la Nueva Educación Pública. Propiciando la responsabilización compartida para la mejora educativa”.

El sociólogo Luis Felipe De la Vega, coordinador de investigación y publicaciones del centro e investigador principal del proyecto, explicó que esta iniciativa “tiene el propósito de generar un mecanismo que permita modificar la manera en que en las escuelas chilenas se hace la rendición de cuentas en relación al trabajo educativo”, adecuándose al proceso de transformación a una nueva educación pública y siendo un aporte en la calidad de educativa. 

El desarrollo de esta innovadora metodología permitirá una mejor gestión en los colegios  a través de la identificación de las responsabilidades de cada actor de la comunidad educativa, logrando un trabajo colaborativo en el reconocimiento de problemas y buscando soluciones en conjunto para conseguir mejoras en los distintos procesos escolares.

Por otro lado, como ejemplo del compromiso de la Universidad de Chile con el desarrollo sostenible, la investigadora de la FCFM, Melanie Colet Lagrille, ejercerá como directora del proyecto “Celda Fotoelectroquímica de Flujo para la Generación de Hidrógeno Verde”.

El proyecto consiste en una investigación aplicada que tiene como meta fabricar un dispositivo fotoelectroquímico a escala banco (100 cm2 de área activa, nivel de madurez tecnológica TRL 4) para la generación eficiente de hidrógeno verde a partir de la electrólisis de agua usando energía solar.

De esta manera, la iniciativa pretende avanzar hacia un nivel industrial mediante la optimización del diseño y operación del dispositivo, logrando mejoras en el proceso de fabricación y en la eficiencia de conversión de energía solar a hidrógeno de los materiales fotoelectródicos desarrollados por el equipo a cargo de esta propuesta.

“Chile es un país con potencial geográfico para la generación de hidrógeno solar. El apoyar el desarrollo de nuevas tecnologías para este proceso (como es el caso de la celda fotoelectroquímica que se fabricará en el proyecto) abre las puertas para que en Chile se desarrolle una industria local y capital humano avanzado en el tema”, señaló Colet.

Finalmente, para el y las investigadoras es de suma importancia financiar este tipo de proyectos porque permiten tener una base científica, evidencias y resultados que aporten a la toma de decisiones y al desarrollo de políticas públicas en las distintas áreas, teniendo un impacto social y permitiendo mejorar la calidad de vida de todos y todas.

Para la realización de estos y otros proyectos de investigación beneficiados por el concurso, IDeA I+D entrega un plazo de dos años y los montos asignados van desde los 149 a 200 millones de pesos.

Compartir:
https://uchile.cl/u189621
Copiar